Bogotá, 30 jul (EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que su Gobierno pondrá en marcha una nueva estrategia para luchar contra la minería ilegal, un flagelo que se ha convertido en «prioridad» del Ministerio de Defensa y que se combatirá también con una nueva ley.

«Es un negocio que puede estar alrededor de 7 billones de pesos (unos 2.450 millones de dólares), es un negocio que mueve incluso más plata que el mismo narcotráfico», aseguró Santos en un acto en Puerto Asís, en el sureño departamento de Putumayo.

Según las autoridades colombianas, este delito tiene efectos negativos sobre la seguridad, la economía y el medioambiente del país.

A la espera de que mañana se amplíen en Bogotá los detalles de la nueva estrategia, el presidente desveló que tanto la Policía como el Ejército crearán sendos grupos especializados para dedicarse en exclusiva a combatir la minería ilegal.

Se espera que ellos incrementen las operaciones contra este delito mientras se prepara un proyecto de ley que, entre otras cosas, concederá «facultades especiales» a la Policía en el ámbito de suspensión de actividades mineras ilegales.

También se elevarán las penas «en forma drástica para quienes están dedicados a esta actividad, con concierto para delinquir», indicó Santos, que destacó la necesidad de acabar con un problema que es «fuente de financiación del crimen organizado».

«Somos el país mas rico en materia de biodiversidad, por eso no podemos permitir que esta minería criminal acabe con nuestros ecosistemas», subrayó el presidente.