La Paz, 8 jul (EFE).- El papa Francisco partió hoy rumbo a la ciudad boliviana de Santa Cruz (este), tras cumplir una intensa agenda durante las cuatro horas en las que estuvo en El Alto y La Paz, las primeras paradas de su visita de tres días a Bolivia.

El avión de la estatal Boliviana de Aviación (BOA) que lleva a Francisco a Santa Cruz partió del aeropuerto internacional de El Alto a las 21.30 hora local (01.30 GMT del jueves).

La estancia del sumo pontífice en El Alto y La Paz fue breve debido a la altitud de estas ciudades, situadas a 4.000 y 3.600 metros sobre el nivel del mar, respectivamente.

El papa fue arropado por una multitud que le vitoreó en su recorrido por las principales calles de estas urbes, rezó por el descanso del jesuita español Luis Espinal Camps, asesinado por paramilitares en 1980, y se reunió con el presidente Evo Morales y con representantes de la Iglesia católica y la sociedad civil.

Este jueves en Santa Cruz, Francisco celebrará una misa ante centenares de miles de personas y también asistirá con el presidente Morales a la clausura del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares, coordinado por el Vaticano y el Gobierno boliviano.

Un día después, el pontífice visitará a los reos de la cárcel de Palmasola, la más conflictiva del país, y se reunirá con los obispos de Bolivia, antes de partir rumbo a Paraguay, último destino de su gira latinoamericana que también le llevó a Ecuador.

Francisco es el segundo papa que visita Bolivia tras Juan Pablo II, que llegó al país andino en 1988.