Buenos Aires, 1 abr (EFE).- El Fisco de Argentina acusó hoy al banco británico HSBC de haber montado en el país una “plataforma” para facilitar operaciones de evasión impositiva y lavado de activos, en relación a la lista Falciani, que reveló que la entidad albergó cuentas de presuntos evasores fiscales de todo el mundo.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, Ricardo Echegaray, acusó a la entidad bancaria de “posibilitar, armar y diseñar una plataforma para engañar a la Argentina”.

El funcionario hizo esa afirmación al comparecer hoy ante una comisión del Parlamento argentino que investiga las supuestas maniobras de evasión fiscal denunciadas por la AFIP, luego de detectar 4.040 cuentas de argentinos en la sucursal del HSBC en Ginebra, Suiza, no declaradas ante el Fisco argentino.

Según Echegaray, las maniobras de evasión de impuestos y de lavado de dinero se concretaron mediante una “plataforma” armada por la propia entidad bancaria en Argentina para facilitar esas operaciones ilegales.

El funcionario aseguró que esas maniobras permitieron la evasión de 3.500 millones de dólares y pidió que la entidad “con sede en Londres haga honra de las actividades lícitas” y genere las acciones que permitan lograr la “repatriación” a Argentina de esos fondos fugados.

A juicio del titular del Fisco, toda la maniobra, en la que dijo tienen responsabilidad los directivos locales del banco, constituyó un “acto de piratería financiera”.

Las autoridades del HSBC en Argentina “no pueden hacer la vista gorda, ya que han sido los facilitadores de todas esas operaciones”, aseguró Echegaray.

El funcionario reiteró que si la sede central de la entidad bancaria “no avala” los ilícitos que denunció la AFIP “sería bueno que rápidamente repatríe los 3.500 millones de dólares para reintegrarlos a la reserva que nos expoliaron”.

Echegaray sugirió a los legisladores de la comisión parlamentaria que citen al director ejecutivo del grupo HSBC, Stuart Gulliver, para que declare ante ellos.

La filial suiza del banco británico HSBC es investigada después de que la llamada lista Falciani -filtrada por el exempleado Hervé Falciani- revelara que entre 2006 y 2007 la entidad albergó cuentas de unos 130.000 presuntos evasores fiscales de todo el mundo.