Lima, 3 mar (EFE).- El exdelegado para la Violencia de Género en España e investigador de la Universidad de Granada, Miguel Lorente, abordó hoy en Lima la problemática de la violencia de género en el «Foro Visiones», organizado por la delegación diplomática española en Perú.

El encuentro, a cargo de la Cámara Oficial de Comercio de España en Perú y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo se aproximó a los desafíos de la violencia de género desde una perspectiva institucional, académica y empresarial y contó con la participación de la ministra peruana de la Mujer, Marcela Huaita; y el embajador de España en Perú, Ernesto de Zulueta.

En una entrevista con Efe, Lorente explicó que al hablar de violencia machista «no estamos hablando de una cuestión abstracta» ya que «hay mujeres que sufren violencia, mueren y a medida que pasa el tiempo no hablamos de días sino de vidas».

Dada su experiencia en esta materia en España, Lorente ha llegado a Perú para establecer un protocolo con el Estado peruano que dé referencias a los equipos de investigación y «conocer cómo el feminicidio se manifiesta con elementos distintos a otro tipo de homicidios e identificarlos mejor».

El especialista definió esta visita como «muy positiva» ya que, en su opinión, en Perú «hay grandes equipos de investigación así como una clara conciencia del problema y una voluntad en mejorar la respuesta, lo que anticipa un gran éxito y resultado».

Lorente consideró que una de las claves es «entender que el feminicidio no surge de la nada, que ningún hombre mata a una mujer por un acto repentino e impulsivo sino que todo nace de una situación de desigualdad».

Para eliminar los feminicidios, dijo, «hay que pasar por la prevención de la violencia de género y eso pasa por la corrección de la desigualdad».

El experto agregó que la desigualdad impide que «se crezca en cohesión y convivencia» y recordó que es necesaria una «transformación social que incorpore la igualdad como referencia para articular la convivencia».

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei) de Perú, el 12,8 % de las mujeres entre 15 y 49 años de edad fue víctima de violencia física o sexual por parte de su esposo o compañero en 2014.

«Una sociedad que no crece con igualdad establecerá relaciones en el que uno impondrá sobre la otra, y digo uno porque esta sociedad está construida sobre la referencia masculina, que es común y universal», lamentó Lorente.

El experto agregó que «si bajo el criterio de los hombres, una mujer debe actuar de determinada forma, estamos imponiendo a la mitad de la sociedad una manera de comportarse».

Además, en cuanto a las experiencias e iniciativas para combatir la violencia machista en el ámbito empresarial, dijo que «a través de la conciliación se puede ayudar a luchar contra el problema».

Explicó que esta cuestión «también llega a las empresas y las afecta y por tanto estas tienen una responsabilidad en contribuir a su erradicación».

En el encuentro se recordó que las empresas peruanas pierden el equivalente al 3,7 % del producto interior bruto (PIB) por el impacto de la violencia de género y se concluyó que iniciativas como el apoyo a las víctimas en el entorno laboral y una mayor contratación de mujeres que han sufrido este tipo de violencia pueden ayudar a combatirla.