Montevideo, 5 ago (EFE).- El vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, que fue presidente de la petrolera estatal Ancap durante cinco años, se declaró contento y también «tranquilo» por la investigación de las cuentas y actividades de esta compañía deficitaria y monopólica que hará una comisión legislativa.

En declaraciones divulgadas hoy por la secretaría de comunicación de la Presidencia de Uruguay, Sendic consideró «muy positivo» que los uruguayos vayan a conocer «lo que se ha hecho en Ancap y cuáles son las cosas buenas y las dificultades que tiene la empresa».

«Nosotros estamos tranquilos, estamos absolutamente confiados de lo que se ha hecho y por eso nos alegra la constitución de la investigadora», afirmó.

El Senado aprobó este martes la constitución de una comisión investigadora sobre la gestión de la deficitaria empresa estatal de hidrocarburos Ancap, tal como propuso la principal fuerza opositora, el Partido Nacional (PN).

La comisión investigadora contará con siete miembros y durará 120 días con el objetivo de determinar si existieron irregularidades en la gestión de Ancap en el periodo 2000-2015.

Esta empresa tiene el monopolio para el refinado y la distribución de los combustibles en el país, y cerró el ejercicio de 2014 con 323 millones de dólares de pérdidas, que se suman a los 170 millones de dólares del año anterior.

«Había anunciado hace ya varios días que tenía mucho interés en que hubiera una investigación que permitiera transparentar absolutamente todo lo que se ha hecho en Ancap, el conjunto de negocios de la empresa, los resultados, los números, las dudas o inquietudes que puedan tener los partidos de la oposición en relación a esto», añadió Sendic.

Una comisión previa que analizó la denuncia presentada sobre Ancap por el PN presentó recientemente un total de doce capítulos con anexos para investigar, al considerar que «hay irregularidades» en la gestión de la empresa.

Sin embargo, el PN no votó este martes a favor de la comisión al no estar de acuerdo con las condiciones finales de la misma.

Y es que mientras la propuesta del FA era que la comisión se crea aunque «no hay presunciones» de irregularidades o ilicitudes, el PN quería una comisión con más miembros y más plazo para investigar y sobre la base de que sí hay presunciones de irregularidades.

Sendic manifestó su deseo de que esta investigación «vaya directamente a echar luz para definir si hubo irregularidades, como se afirmó por parte de la oposición y si hubo algún tipo de ilícito (delito)».