La Paz, 8 dic (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitó hoy al cardenal Julio Terrazas pero no pudieron conversar porque el purpurado ya no puede comunicarse y su estado se ha agravado, afirmó hoy su médico Herland Vaca Diez.

La visita de Morales se realizó en la casa del cardenal, en la ciudad boliviana de Santa Cruz, donde el religioso, de 79 años, está hace varios días con la salud deteriorada debido a una infección pulmonar, desnutrición, problemas renales y diabetes.

El médico expresó a los medios que a la familia se le ha explicado que los «momentos más extremos y difíciles se estaban aproximando» y que se busca que el cardenal «no sienta ningún dolor y ninguna fatiga y que descanse como está haciendo ahora».

Los médicos del cardenal expresaron hace unos días que se encontraba en una situación terminal y restringieron las visitas.

En las pasadas horas, el papa Francisco envió una carta a Terrazas en la que dice estar conmovido por su enfermedad y que lo acompaña con «plegarias al Todopoderoso».

Durante su visita a Bolivia en julio pasado, el papa visitó en una clínica a Terrazas cuando estaba internado por dolencias que le impidieron participar en los actos de la visita del pontífice.

Francisco se hospedó en la casa del cardenal en Santa Cruz durante los tres días que duró su visita a Bolivia.

Terrazas es el único cardenal de Bolivia.