La Paz, 12 jun (EFE).- El presidente boliviano, Evo Morales, recibió hoy el alta médica tras permanecer cinco días internado en una clínica donde fue operado de los ligamentos y meniscos de la rodilla izquierda y podrá retomar sus actividades el lunes.

Uno de los médicos de la clínica Los Olivos de la ciudad de Cochabamba (centro), Gastón Cornejo, dijo a los medios que Morales tiene el alta y comenzará el proceso de rehabilitación con fisioterapia, pero puede retomar sus actividades el lunes.

Aún en una cama de la clínica, Morales señaló que se encontraba contento tras la operación, que desea una pronta recuperación y se comprometió a respetar las recomendaciones médicas.

“Por ahora, concentrado en recuperarme rápidamente. Nuevamente saludo y respeto todas las recomendaciones, voy a cumplir estas sugerencias, esta fisioterapia en especial para rehabilitarme”, sostuvo el mandatario, según la agencia estatal ABI.

Morales se lesionó la rodilla izquierda jugando al fútbol sala hace una semana durante la inauguración de un coliseo deportivo.

Los médicos operaron el miércoles la rodilla izquierda de Morales usando injertos de un banco de tejidos para reconstruir el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior y también se le hizo una sutura del menisco medial y un retiro pequeño del menisco lateral.

El médico Cornejo agregó que el mandatario podría volver a jugar fútbol en seis meses, aunque los galenos que lo operaron dijeron hace unos días que estará en condiciones de hacer deporte intenso en un período de ocho a doce meses.

El pasado miércoles, los médicos que hicieron la cirugía también adelantaron que Morales tendrá que usar muletas en las primeras cuatro semanas de su proceso de rehabilitación.