La Paz, 7 jun (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su deseo de batir “el último récord que falta”, como mandatario con más tiempo en el poder en el país tanto de forma continua como discontinua.

Evo Morales se refirió a este récord, que cumplirá el próximo 14 de agosto, durante un discurso en Puerto Aurora, una comunidad en el oriente del país donde presidió la entrega de un nuevo puente.

Morales, que llegó al poder en 2006, recordó que ya superó a Andrés de Santa Cruz, que fue presidente de Bolivia de 1829 a 1839, como mandatario del país con más tiempo en el puesto de forma continua.

El reto ahora, añadió, es superar a Víctor Paz Estensoro, que de forma discontinua en cuatro mandatos entre 1952 y 1989 sumó 4.586 días como presidente.

“El 14 de agosto de este año lo vamos a batir”, ya que alcanzaría en esa fecha los 4.587 días en el puesto, subrayó el mandatario, que tomó posesión el 22 de enero de 2006.

Evo Morales fue postulado hace meses candidato del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) para los comicios presidenciales del año próximo en Bolivia, que de ganar extendería su mandato hasta 2025, cuando el país celebre el bicentenario de su independencia de la colonia española.