La Paz, 11 may (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que las «oligarquías siempre roban» a su país, en alusión a la supuesta evasión fiscal que su Gobierno sospecha que cometieron las empresas bolivianas que figuran en los papeles de Panamá.

«En tiempos de la colonia a Europa, en la República a EE.UU., en nuestros tiempos a Panamá: oligarquías siempre roban a Bolivia», escribió Morales en su cuenta de Twitter.

«Dinero mal habido, sin impuesto pagado, quiero que vuelva para el pueblo (sic)», agregó el mandatario.

Tras conocerse que 95 firmas bolivianas figuran en los papeles de Panamá, el Gobierno pidió al Parlamento, en el que el partido de Morales tiene la mayoría, crear una comisión para investigar a esas empresas y a las personas vinculadas con las mismas.

El Ejecutivo mostró un interés particular en las empresas en las que figuran nombres de opositores, entre ellos el exdirigente autonomista Branko Marinkovic y sus familiares, y personas supuestamente vinculadas al expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) y al empresario Samuel Doria Medina.

Marinkovic, que hace unos años lideró un movimiento cívico y autonomista de la próspera región de Santa Cruz (este), huyó del país en 2009 después de que el Gobierno le acusara de ser parte de un supuesto plan secesionista sobre ese departamento.

El Ejecutivo también ha apuntado a supuestos actuales accionistas del periódico Página Siete, de La Paz, con el que tiene una relación tensa y al que ha acusado varias veces de estar alineado con intereses opositores.

Quiroga y Doria Medina rechazaron por separado las acusaciones gubernamentales y consideraron que son ataques con los que el Ejecutivo busca distraer de los problemas que afronta actualmente.

La familia Marinkovic defendió en un comunicado que la constitución de empresas «offshore» (extraterritoriales) es una práctica amparada por el derecho y convenios internacionales y no implica «actos reñidos con la ley o de evasión impositiva».

Por su parte, el presidente del directorio de Página Siete, Raúl Garáfulic Lehm, tachó de absurda la denuncia del Gobierno de que accionistas del medio están vinculados a las empresas que aparecen en los papeles de Panamá.

En abril pasado, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), con sede en Washington, filtró 11,5 millones de documentos de casi cuatro décadas del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales y patrimonios.

Los llamados papeles de Panamá incluyen información de más de 214.000 empresas «offshore» (extraterritoriales) para supuestamente evadir el control fiscal en más de 200 países.