La Paz, 26 sep (EFE).- El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó hoy que es posible una revolución con votos y sin balas a propósito del acuerdo de paz que firmarán el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño y aclaró que no fue invitado a la firma del acuerdo en Cartagena de Indias.

Morales dirigió un mensaje en ese sentido en su cuenta de Twitter a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para destacar la firma del acuerdo que pone fin a una guerra de 52 años.

“Son nuevos tiempos, Hnos (hermanos) de las FARC. Es posible hacer revolución con voto no con balas, con conciencia del pueblo y no con armas de guerra”, dijo Morales en la cuenta “@evoespueblo”

La agenda del gobernante no prevé su participación en la firma de los acuerdos de paz y tiene programadas actividades en la región de Santa Cruz (este) y en la zona cocalera de Cochabamba (centro).

En un discurso en Cochabamba, el mandatario aclaró ante la “opinión pública internacional” que no fue invitado a asistir a los actos que se celebran hoy en la ciudad colombiana de Cartagena.

“¿Quién no quisiera participar en los acuerdos de paz? Sin embargo, tampoco somos metiches (entrometidos). No hemos recibido ninguna invitación, ni llamada telefónica. Respetamos la decisión del Gobierno de Colombia”, dijo Morales ante campesinos cocaleros.

Agregó que sabe que algunos presidentes llegaron a Colombia para asistir a esos actos importantes y expresó su saludo a “Cuba, que facilitó, que medió (en) ese acuerdo” y mencionó que el exmandatario venezolano Hugo Chávez también ayudó al proceso de pacificación.

Subrayó su “admiración” porque Chávez, según dijo, habló con las FARC y ayudó a liberar a secuestrados, y también destacó a los líderes cubanos Fidel y Raúl Castro, para quienes pidió aplausos porque ayudaron a terminar con el conflicto armado.

Agregó que en Latinoamérica quedan pendientes de resolver “tarde o temprano” que Estados Unidos entregue Guantánamo a Cuba, que el Reino Unido haga lo mismo con las Islas Malvinas para Argentina y que Chile solucione la demanda marítima boliviana.

El acuerdo de paz alcanzado el mes pasado entre el Gobierno colombiano y las FARC que se firmará oficialmente este lunes será sometido a consulta popular en un plebiscito que se celebrará el próximo 2 de octubre.