Bogotá, 8 dic (EFE).- El vicepresidente colombiano, Germán Vargas Lleras, dijo hoy que será sometido a una «pequeña cirugía», luego de que la semana pasada sufriera un desmayo durante un acto público por «agotamiento físico» en un acto público en el noreste del país.

«Es posible que toque hacer una pequeña cirugía y estamos en la tarea de programarla», dijo el funcionaria a periodistas en la inauguración de una carretera en Tocancipá, en cercanías de Bogotá.

Vargas Lleras no entregó más detalles acerca de su salud aunque aseguró que no estaba «para trotar».

A ese acto también fue el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien inauguró la obra.

Esta fue la primera aparición en público de Vargas Lleras, de 53 años, que ingresó el miércoles pasado a la clínica Carlos Ardila Lulle de la localidad de Floridablanca, en el departamento de Santander (noreste), con un «cuadro convulsivo», tras desplomarse en un acto público.

El parte médico, divulgado horas después por la Vicepresidencia, indicó que presentó «un cuadro convulsivo asociado a una lesión estructural cerebral antigua y benigna, acentuada por su excesiva carga laboral de los últimos días» y descartó una enfermedad cardíaca.

El paciente pasó una noche en esa clínica y el jueves fue dado de alta.

En agosto pasado Vargas Lleras fue sometido a una cirugía para retirarle un quiste benigno del cuello.