Caracas, 16 oct (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viajó hoy a Antigua y Barbuda para fortalecer lazos en materia económica y de salud, una visita que hace a solo horas de haber estado en Surinam, en el marco de una gira que emprendió este viernes por países del Caribe.

Maduro llegó al país caribeño y se trasladó directamente a un encuentro con pacientes operados de la vista por el programa social venezolano llamado Misión Milagro, una iniciativa que lanzó el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013).

“Este programa de Misión Milagro es extremadamente importante para nosotros, es el programa en el que un gran número de personas en Antigua y Barbuda han sido beneficiados con cirugías en sus ojos y pudieron mejorar su vista y en muchas ocasiones recuperaron su vista”, dijo el primer ministro del país caribeño, Gaston Browne.

En el acto, que fue transmitido por el canal estatal venezolano VTV, Browne indicó, además, que esta noche los dos gobernantes sostendrán una reunión en la que discutirán y hablarán “sobre otras áreas de cooperación”.

“Estoy completamente seguro que esta reunión concluirá con un gran número de iniciativas realmente emocionantes con el mutuo beneficio de los dos países”, agregó el primer ministro.

Maduro, por su parte, dijo que “el milagro” de este programa de salud viene de la mano de los líderes de Cuba y de Venezuela, Fidel Castro, y el fallecido Hugo Chávez, que idearon la misión.

También indicó que el programa se ha logrado gracias a los médicos y todo el personal de salud “de todos los países” de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de América (ALBA) que se han incorporado a la Misión Milagro.

Antigua y Barbuda cuenta con unos 89.000 habitantes y forma parte de la ALBA, así como Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica, Granada, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.