Buenos Aires, 13 jun (EFE).- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, transmitió hoy su consternación por el ataque ocurrido este domingo en Orlando, que dejó al menos 50 muertos y decenas de heridos en el tiroteo más grave en la historia de Estados Unidos.

“Estamos consternados por la masacre de Orlando. Acompañamos al pueblo estadounidense y especialmente a las familias de las víctimas y heridos en estas horas difíciles”, manifestó el mandatario argentino a través de su cuenta de la red social Twitter.

El Gobierno argentino había condenado oficialmente el ataque anoche, a través de un comunicado de la Cancillería.

“Argentina repudia estos hechos de violencia y expresa sus condolencias al pueblo y gobierno de los Estados Unidos así como también a los familiares de las víctimas. Todo recurso a la violencia y a la ejecución de actos terroristas son inaceptables y merecen nuestro más enérgico rechazo, apelando a que se condenen a los responsables de este lamentable episodio”, expresaba el texto.

La matanza ocurrió durante la madrugada del domingo en una discoteca de ambiente gay de la ciudad estadounidense de Orlando, en el estado de Florida.

El sospechoso del tiroteo fue identificado como el estadounidense de origen afgano Omar Mir Seddique Mateen, de 29 años y nacido en Nueva York, muerto en enfrentamiento con la policía tras atrincherarse con rehenes.

Se investiga si el autor de la masacre tiene vinculación con el terrorismo yihadista, después de que el Estado Islámico reivindicara la matanza.