Asunción, 4 dic (EFE).- El Frente Guasú, del expresidente paraguayo Fernando Lugo, expresó hoy su solidaridad con el Gobierno de Venezuela ante la “agresión” que está recibiendo por parte de “fuerzas antidemocráticas que sembraron el crimen y la barbarie en toda la región”.

Por medio de un comunicado, la concertación de izquierda denuncia la existencia de una campaña contra el Gobierno que preside Nicolás Maduro, quien el domingo tiene un importante test con la celebración de elecciones legislativas.

“Constatamos todos los días la campaña y la ofensiva, articuladas y coordinadas por la derecha regional, a través de las corporaciones privadas mediáticas y concentradas, contra los procesos democráticos, la democracia, la integración y todo proyecto de autodeterminación y soberanía de los pueblos”, dice el comunicado.

El Frente Guasú “manifiesta su solidaridad con el pueblo de Venezuela y con el Gobierno democrático de Nicolás Maduro, lícitamente electo en elecciones libres y transparentes, sin compra de votos, sin corromper a los ciudadanos, sin comprar cédulas de identidad, sin un tribunal electoral nadando en la corrupción y el latrocinio”.

La formación también asegura que “hoy en Venezuela, Paraguay, Brasil, Argentina, Bolivia y otros países, los pueblos están de nuevo confrontados con las fuerzas antidemocráticas que sembraron el crimen y la barbarie en toda la región”.

“Ante el acecho de estas fuerzas antidemocráticas y anticivilizatorias, el Frente Guasú expresa su más profunda convicción en la democracia y su compromiso firme con el cambio a favor de las grandes mayorías, que hoy es un imperativo inmediato en el Paraguay”, señala el texto.

El pasado martes, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, recibió en la residencia presidencial a Lilian Tintori, esposa del político venezolano encarcelado Leopoldo López.

Tras esa entrevista, Tintori pidió a los países del Mercosur que apliquen la cláusula democrática para suspender a Venezuela del bloque debido a la detención y encarcelamiento de opositores al Gobierno de Maduro.

Precisamente Paraguay fue suspendida temporalmente del Mercosur tras el juicio parlamentario que en 2012 destituyó a Fernando Lugo, tras una masacre en la que murieron 17 personas.

Mercosur, formada además por Brasil, Argentina, Uruguay y Venezuela, tomo esa decisión por considerar que esa destitución fue una “ruptura del orden democrático”.