Asunción, 26 oct (EFE).- El excanciller Rubén Ramírez, el primer candidato propuesto por Paraguay para ocupar la presidencia del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, apostó hoy por una política continuista de consenso, que preserve el “éxito superlativo” obtenido en 25 años por el actual presidente, Enrique García.

“Estamos construyendo una propuesta que responda a las inquietudes que tenga cada uno de los países, porque nuestra propuesta es que cada país tiene un particularidad y necesidades específicas y nuestra propuesta tiene que atender esas necesidades específicas”, explicó Ramírez en una entrevista a Efe.

Ramírez, que tiene hasta diciembre para recabar apoyos entre los 19 países iberoamericanos y los 13 bancos privados miembros de la CAF, indicó que su política como presidente se centrará en “impulsar un modernización de la institución” y mantener la línea de trabajo de García, quien acabará su mandato en marzo.

“Lo que perseguimos es básicamente la inversión con calidad, con inclusión social, con el fortalecimiento de las capacidades de nuestros países y la transformación productiva que permita a América Latina crecer desde una perspectiva más competitiva a nivel global”, señaló Ramírez.

Destacó la importancia de la inclusión social en cuanto al desarrollo urbanístico de América Latina, algo sobre lo que se mostró “optimista” dada su experiencia en este tipo de trabajos en Argentina, Panamá y México como representante de la CAF en los años pasados.

“Esa experiencia me permiten ser muy optimista respecto de que en una intervención integral es factible entregar soluciones sociales de inclusión y de equidad muy importantes”, dijo.

Como ejemplo, propuso la mejora sustancial de la seguridad del individuo a través del incremento de la seguridad habitacional, infraestructura urbana, salud, prevención de desastres, recursos, empleo y educación.

Sobre la educación, destacó que América Latina necesita de una mejora que acabe con la “resistencia” que, según él, muchas veces hay a los programas de desarrollo.

“Estamos con programas del siglo XIX, con herramientas del siglo XX, educando para el siglo XXI. En muchos centros educativos, en la mayoría en América Latina, todavía se enseña con pizarras. Estamos en la era tecnológica, ese es el desafío tecnológico”, explicó.

Otro reto que destacó fue la situación energética de Latinoamérica, donde consideró que se necesita mejorar el “déficit en generación de energía”, en la transmisión eléctrica y en la distribución de la misma “con eficiencia”.

Asimismo, Ramírez puntualizó que la logística, el transporte y las comunicaciones necesitan de la voluntad de los Gobiernos para aumentar de un 3 % a un 5 % del producto interior bruto (PIB) la inversión media, como “los países desarrollados”.

“América Latina necesita invertir” unos “300.000 millones de dólares” para “ponerse a tono con el mundo desarrollado en materia de porcentual en relación al producto interno bruto (PIB) para que su logística, su articulación vial y de transporte esté adecuada a los niveles de competitividad que existen”, indicó.

Ramírez, que ha sido representante de Paraguay en las Naciones Unidas y de la CAF en diversos países, fue anunciado el lunes como primer candidato de la historia de Paraguay a ese cargo, avalado por el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

Ramírez indicó que para él “es un honor como paraguayo”, pero que la característica principal de su candidatura es la identificarse como “una propuesta latinoamericana más que nada”.

“Conozco nuestra región, tuve muchos años de ejercicio en la diplomacia en la construcción de los consensos a la luz del desafío de la integración latinoamericana”, advirtió como credenciales para obtener el voto.