Asunción, 31 oct (EFE).- El nuevo ministro del Interior paraguayo, Tadeo Rojas, nombrado hoy por el presidente Horacio Cartes, explicó que su trabajo se enfocará principalmente en erradicar la corrupción en la Policía Nacional y en combatir la seguridad ciudadana.

Rojas, hasta ahora diputado por el Partido Colorado, sustituye a Francisco de Vargas, criticado por su supuesta falta de estrategia en el combate contra la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que tiene secuestradas a tres personas, un policía y dos colonos menonitas.

Rojas, tras reunirse con Cartes, declaró a la prensa que en cuanto tome oficialmente posesión del cargo combatirá los “vicios en el seno de la Policía Nacional”, en referencia a los casos de corrupción en el cuerpo.

“No nos va a temblar el pulso para tomar las decisiones más drásticas y determinantes con tal de luchar contra los vicios que realmente dañan a la imagen de la Policía a sabiendas de que existen una mayoría de brillantes oficiales que están trabajando a favor de la patria”, indicó Rojas.

Rojas no se refirió en ningún momento al EPP, aunque señaló que es necesario que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el combinado de policías y militares que combate a la guerrilla, “tiene que seguir trabajando” en el norte del país.

Rojas, licenciado en Administración de Empresas, fue intendente de la ciudad de Areguá, en el departamento Central, entre 2001 y 2006.

El pasado sábado, durante la convención del Partido Colorado, Cartes insinuó que destituiría a De Vargas ya que no estaba afiliado, algo que era pedido por gran parte de las bases de la formación.

Las críticas a De Vargas, del opositor Partido Liberal, se intensificaron el pasado agosto cuando la guerrilla mató a ocho militares en un atentado a una patrulla al norte de Paraguay.

Luego, en septiembre, una treintena de diputados de la oposición pertenecientes a diversos partidos políticos presentaron un pedido de juicio político contra De Vargas “por mal desempeño de funciones”.