Buenos Aires, 17 dic (EFE).- Las casas de cambio y bancos argentinos abrieron hoy, en la primera jornada tras el levantamiento de las restricciones cambiarias conocidas como “cepo” al dólar, con una depreciación del peso argentino de entre el 30 y el 45 %.

Las primeras operaciones sitúan la cotización frente a la divisa estadounidense, para la venta, en valores entre los 13 pesos por unidad y los 14, frente a los 9,835 pesos por dólar a los que cerró el miércoles el mercado cambiario oficial.

Se espera que a lo largo del día los valores fluctúen en función de la demanda.

A punto de cumplir una semana de gestión, el Gobierno argentino levantó el miércoles las restricciones cambiarias, el llamado “cepo” al dólar, con el objetivo de “normalizar la economía” y recuperar la senda de crecimiento tras cuatro años de estancamiento.