Lima, 30 oct (EFE).- El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Fernando Zavala, afirmó que encontraron un déficit fiscal de 3,8 %, una cifra muy por encima del 2,5 % previsto para este año, al comentar algunos de los “números en rojo” recibidos del gobierno de Ollanta Humala (2011-2016) en una entrevista publicada hoy.

“La ley permitía para este año 2,5 %, pero está en 3,8 %. Eso significa que los ingresos están por debajo de lo previsto y los gastos por encima”, declaró Zavala en entrevista con el diario El Comercio.

El primer ministro señaló que también encontraron un mayor grado de corrupción al que estimaban, específicamente en el sector de Salud, donde también tuvieron su primer escándalo vinculado con el exasesor presidencial Carlos Moreno, removido tras la difusión de unos audios en los que negociaba con clínicas particulares.

“Nosotros pensábamos que el inicio del trabajo iba a ser enfocarnos en una mejor atención, reducir las colas, entre otros. Pero en realidad el trabajo inicial lo hemos tenido que enfocar en reorganizar el Sistema Integral de Salud (SIS)”, indicó Zavala.

El jefe del gabinete confirmó que han identificado “que el SIS sí era un foco de corrupción, que había filtraciones de gente que no debía estar, hemos pagado atenciones a personas que no deberían estar en el sistema” público y gratuito.

Precisamente, el caso del exasesor Moreno y el manejo del conflicto contra la mina Las Bambas ha provocado una caída en las encuestas de aprobación popular del presidente Pedro Pablo Kuczynski a 52 %, de acuerdo a un sondeo publicado hoy.

Zavala declaró que el actual gobierno recibió de su antecesor “más o menos 160 conflictos latentes”, así como “mucho incumplimiento de los acuerdos”, dado que solo se cumplía entre el 5 y 10 % de los compromisos.

El primer ministro dijo que el gobierno envió al ministro de Transportes y primer vicepresidente, Martín Vizcarra, a dialogar con las comunidades aledañas a Las Bambas por el fallecimiento de un manifestante, en un enfrentamiento con la policía.

Las comunidades de Cotabambas exigen un resarcimiento y una solución al tráfico de camiones cargados de mineral por la aparente contaminación en sus campos de cultivo.

“Vimos conveniente dar las condolencias como Estado de una situación que no se debió dar”, motivo por el cual Vizcarra encabezó la delegación, dijo Zavala en referencia al deceso del manifestante.

Tras la visita hecha por Vizcarra a inicios de la semana, las comunidades quedaron a la expectativa de que se cumplan sus demandas en un plazo de 45 días, aunque la paralización que lleva a cabo no ha sido levantada en la zona.

En otra entrevista al jefe del gabinete, publicada por el diario La República, Zavala aclaró que “no hay una alianza con el fujimorismo ni con el humalismo como se dijo en su momento. Lo que sí buscamos son puntos de encuentro para lograr gobernabilidad en el Perú”.

La bancada de la fujimorista Fuerza Popular es mayoría en el Congreso peruano, con 72 legisladores, mientras que el partido de Kuczynski solo tiene 18 parlamentarios.

El partido de Humala salió de la escena política, al no obtener representación en el Congreso en los últimos comicios, pero sectores opositores acusaron al gobierno de un presunto pacto para proteger al exmandatario.