Montevideo, 22 oct (EFE).- El Gobierno uruguayo solicitó a las empresas vinculadas al sector turístico aplicar una “política de precios prudente”, de cara a la próxima temporada de verano 2017, según informó hoy el portal de la Presidencia del país suramericano.

De esta manera, el ministerio de Turismo, la Cámara de Turismo y el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), expresaron la necesidad de “reafirmar el mantenimiento de conductas prudentes” para asegurar la “buena recepción al turista”.

En los últimos días, una boleta de un local de comidas de la ciudad de Punta del Este, ubicada en el departamento (provincia) de Maldonado, al sureste del país, generó polémica debido a los altos precios de sus productos.

Por esta razón, la ministra de Turismo, Liliam Kechichián, decidió reunirse con las autoridades de Cambadu para “conversar sobre algunas preocupaciones por algunos precios excepcionales que habían aparecido”.

En este sentido, Kechichián señaló que, si bien advierte la “buena conducta del sector privado”, se acordó “hacer un llamado a la responsabilidad”, según señaló el matutino local El País.

De esta manera, las instituciones realizaron una declaración conjunta en la que resaltaron el “esfuerzo del país en ofrecer beneficios al turista para generar condiciones de competitividad”.

Asimismo, llamaron a “reafirmar el mantenimiento de conductas prudentes” que contribuyan a la “promoción del país”, ya que ello “redunda en mejores posibilidades para los emprendimientos privados y la generación de empleos”.

“En virtud de la importancia que tiene el turismo para el país, se convoca a todos los actores del sector a mantener una política de precios cauta y de buena recepción al turista”, concluye la declaración de las autoridades uruguayas.

Kechichián, que recientemente se ha mostrado optimista con respecto a la próxima temporada estival, aseguró recientemente que los cambios en los Gobiernos de Brasil y Argentina no afectarán el arribo de visitantes al país.

En este sentido, la ministra espera contar con una “fuerte presencia de turistas” y afirmó en septiembre que los operadores mayoristas del sector informaron sobre un porcentaje de reserva “mucho mayor al del año anterior”.