Lima, 24 abr (EFE).- La ministra de Energía y Minas de Perú, Rosa María Ortiz, afirmó hoy que el Gobierno está dispuesto a aceptar propuestas de mejoras al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero cuprífero Tía María, de la mexicana Southern Copper, que ha generado violentas protestas en la región sureña de Arequipa.

«Consideramos que ese estudio ambiental aprobado por el ministerio es correcto, pero si en este diálogo se acredita que hay algo por mejorar respecto al manejo ambiental lo tomaremos en cuenta», afirmó hoy Ortiz en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros acreditados en Lima.

La ministra precisó que estas posibles mejoras en el EIA pueden producirse en caso de que se acredite la existencia de un vacío en las medidas ya tomadas.

Ortiz remarcó, además, la importancia de tener «un diálogo sin tanto apasionamiento, para poder llegar a obtener resultados.»

El proyecto estuvo paralizado durante dos años después de que las comunidades campesinas de la provincia de Islay protagonizaran en 2011 una protesta que dejó 3 muertos y 44 heridos, y solo a inicios de este año el Gobierno entregó los permisos de construcción.

Los opositores a Tía María afirman que la futura mina de cobre contaminará con polvo ácido sus campos de cultivo y el agua del río Tambo, a pesar de que la empresa señala que usará el agua de mar desalinizada en sus operaciones.

La ministra destacó hoy la importancia del proyecto para la economía del país, aunque remarcó que no forma parte de las proyecciones que hizo el Gobierno para apuntalar la reactivación económica.

«No formó parte de la proyección del Ministerio de Economía y Finanzas para la reactivación de la economía; sin embargo, cualquier proyecto que implique 2.400 millones de dólares es importante para el país», acotó.

El viceministro de Minas, Guillermo Shinno, quien acompañó a Ortiz en la rueda de prensa, informó que durante el primer trimestre de este año la producción de cobre en el país «creció 1 por ciento», aunque dijo que se estima que se cerrará 2015 con un crecimiento de 10 % respecto a 2014.

Shinno agregó que el Gobierno también estima que la inversión total en minería será de «alrededor de 8.000 a 9.000 millones de dólares» e informó que el año pasado esta llegó a 8.600 millones de dólares.

Al ser preguntada por la muerte de un manifestante el miércoles durante las protestas contra el proyecto, la ministra Ortiz dijo que «la posición que el Gobierno ha adoptado es adelantarse al hecho violento por medio del diálogo».

«Hay que reconocer que el Estado actúa cuando ya escala la protesta y se generan niveles altos de violencia de ambos lados. Estamos adoptando la medida de adelantarnos al hecho para evitar hechos de violencia», señaló.

Con Tía María se planea producir 120.000 toneladas anuales de cátodos de cobre, con una inversión de 1.400 millones de dólares de Southern Copper Corporation, de capital mexicano, y el inicio de sus operaciones está previsto para 2017.

Tras los violentos sucesos en Arequipa, el presidente Ollanta Humala pidió el jueves a los pobladores que se comprometan «a recuperar la paz» y dijo que «el pueblo sabrá encontrar el camino a la verdad, más allá de gente que viene de otros lugares del Perú a tratar de sembrar opciones electorales en muchos casos, (además de) la zozobra y la incertidumbre».