Asunción, 7 ene (EFE).- El Gobierno de Paraguay anunció hoy que planteará en 2019 una reforma de la ley que rige el servicio militar obligatorio, vigente desde el año 1975, en la que se contemplará la derogación de la tasa económica que se aplica a los objetores de conciencia que se niegan a realizar el adiestramiento.

Así lo informó hoy a los medios el ministro de Defensa, general Bernardino Soto, después de reunirse con el Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy, y con los miembros de la Comisión Permanente del Congreso, que se encuentra en su receso vacacional.

“Si bien es cierto que las tasas militares sirvieron durante un tiempo para mejorar las condiciones de infraestructura de los cuarteles, hace tiempo que no generan mayores recursos por la imposibilidad de obligar a pagarlas”, señaló el ministro.

El servicio militar es obligatorio para todos los hombres en Paraguay de acuerdo a la ley promulgada en 1975 bajo la dictadura de Alfredo Stroessner, sin embargo otra norma de 2010 regula el derecho a la objeción de conciencia por motivos religiosos o éticos.

“No existe manera de coaccionar al joven para ir a cumplir el servicio militar ni para pagar la tasa militar. Una ley que no tiene una sanción determinada es una ley con letras muertas”, expresó el ministro de Defensa.

En ese sentido, Soto negó que se estén produciendo “arreos” de jóvenes para presentarse al servicio militar y acusó a los “perfiles falsos” en redes sociales de haber creado una “situación de psicosis” en las últimas semanas.

El ministro informó de que el Ejecutivo está planteando una reforma de la norma para que sea “reajustada” a las realidades del país suramericano y que espera alcanzar un “consenso” con el resto de sectores de la sociedad.

Soto también desmintió que haya menores de edad realizando el servicio militar, aunque señaló que sí que hay adolescentes estudiando en el Liceo Militar, en la Escuela de Mecánica de Aviación o en el Centro de Instrucción Militar para Estudiantes y Formación de Oficiales de Reserva (Cimefor).

“No van a encontrar en los cuarteles a menores de 18 años que lleven adelante el servicio militar en esas condiciones”, afirmó.

De acuerdo a los datos facilitados por el ministro, el presupuesto destinado al servicio militar obligatorio solo permite que 4.067 jóvenes puedan participar en el adiestramiento el próximo año.

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy, reconoció que el Consejo Nacional de Objeción de Conciencia está trabajando para elaborar en los próximos seis meses los convenios públicos que permitan a los objetores realizar un servicio a la comunidad que sustituya al adiestramiento militar.

Universidades, municipalidades, juzgados, organismos de salud y organizaciones no gubernamentales son algunas de las entidades con las que se pretende cerrar un acuerdo para este servicio sustitutivo.

Tras la reunión de hoy, la Comisión Permanente del Senado decidirá mañana si convoca una sesión extraordinaria para debatir un proyecto de ley presentado por el Partido Democrático Progresista para abolir las multas a los objetores.

Este debate se produce diez días después de que cientos de jóvenes paraguayos protagonizaran una larga fila en el centro de Asunción para presentar la solicitud que les reconociera como objetores de conciencia.