Buenos Aires, 3 may (EFE).- El Gobierno de Argentina frenó hoy una huelga que el gremio de los controladores aéreos tenía planeado realizar este miércoles en la mayoría de los aeropuertos del país en protesta por cambios que el Ejecutivo pretende impulsar en el régimen laboral.

Tras una reunión con representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto para evitar la huelga.

La medida fue acatada por el sindicato, pese a la disconformidad con el resultado de la reunión de hoy.

“Nos notificaron la conciliación obligatoria y la vamos acatar. Vamos a hacer asambleas mañana en los aeropuertos”, dijo a Efe Marcelo Belleli, delegado gremial de ATE de los trabajadores de la Autoridad Nacional de Aviación Civil.

Belleli sostuvo que “la reunión de hoy no fue para nada productiva y su única intención era que no se hiciera el paro de mañana, pero sin ofrecer ningún tipo de solución a los problemas planteados”.

“Vamos a esperar los tiempos prudenciales de la conciliación y, llegado el caso, iniciar una nueva medida de fuerza”, advirtió.

El gremio reclama porque se opone al cambio de régimen laboral que propuso el nuevo Gobierno, que implica que 2.000 trabajadores pasen de estar encuadrados en la ley de empleo público a la de contrato de trabajo, lo que, según el sindicato, significa una modificación de prerrogativas.

Una de ellas, según argumenta el gremio, es la pérdida de estabilidad laboral, por lo que el sindicato considera que los puestos de esos 2.000 trabajadores “corren peligro”.

“Queremos que antes del traspaso se ponga en discusión el convenio colectivo de trabajo para que nos den garantías laborales y salariales”, expresó Belleli.