Lima, 21 jul (EFE).- El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, negó hoy que haya una supuesta persecución política contra el expresidente Alejandro Toledo, tal como este sugirió a raíz de la denuncia presentada en su contra por presunto lavado de activos.

Sánchez dijo no saber “en qué se centra la llamada persecución política”.

“Yo he dicho que soy una persona independiente, y el caso está en una fiscalía provincial”, añadió.

Toledo se quejó hoy en rueda de prensa por “el atropello judicial del Ministerio Público (Fiscalía)”.

“A ese Ministerio Público que fue secuestrado por (el expresidente Alberto) Fujimori y (su exasesor Vladimiro) Montesinos, a ese Ministerio Público que nosotros le pedimos perdón al nombre de la nación, no porque nosotros hicimos algo, sino porque fue necesario para devolverle su independencia”, dijo.

La fiscal Manuela Villar presentó ayer una acusación contra el exmandatario (2001-2006) y su esposa Eliane Karp por presunto lavado de activos, a raíz de las millonarias compras inmobiliarias hechas por su suegra, Eva Fernenbug, a través de la empresa Ecoteva.

Fernenbug, una ciudadana belga de 86 años, fundó Ecoteva en 2012 y, según un reporte de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), con fondos de esa compañía también se pagaron las hipotecas de una casa del expresidente en Lima y de otra en el balneario norteño de Punta Sal.

Toledo agregó que “en 29 meses de investigación, no han logrado tener una argumentación coherente, la han cambiado”.

“¿Quién está manipulando a los fiscales? ¿Cuánto les están pagando?”, preguntó ante un auditorio de partidarios.

Sánchez explicó que “ha habido cambios de fiscales provinciales porque se han nombrado fiscales titulares; (pero) la fiscal que se encargó del caso ya se pronunció, ahora hay que esperar que el juez se pronuncie por la decisión que ha tomado la fiscalía provincial. No hay persecución de orden político”.

El fiscal de la Nación subrayó que “la fiscal (Villar) se hizo cargo del caso, lo ha revisado” y, según tiene entendido, “ha subsanado las omisiones del primer dictamen y se ha pronunciado sobre ese punto”.

“Le toca ahora resolver al juez, aquí no hay ningún tipo de persecución”, anotó Sánchez.

Toledo afirmó que evaluará interponer un recurso de hábeas corpus cuando reciba la notificación formal de la denuncia.

El exmandatario dijo ayer que “se equivocan si creen que con esta maniobra política impedirán la candidatura de (su partido) Perú Posible” en los comicios presidenciales del 2016.