Buenos Aires, 8 oct (EFE).- La Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), ubicada en el porteño barrio de Nuñez, fue uno de los principales centros de detención, tortura y asesinato durante la última dictadura argentina (1976-1983). Reconvertida en museo, presenta nueva muestra que invita a relacionar deporte con derechos humanos.

Obras sobre los principales hitos deportivos del país, que tienen a Lionel Messi, Diego Maradona, Emanuel Ginónili y Luciana Aymar como algunos de los destacados intérpretes, funcionan casi como una excusa para recordar y homenajear a los deportistas desaparecidos durante la dictadura y abogar por «Memoria, Verdad y Justicia».

«Hay una línea de tiempo política y deportiva desde los tiempos de la colonización que explica el contexto social en que ocurrió cada evento», dijo a Efe Claudio Morresi, exsecretario de Deportes de Argentina (2004-2014) y uno de los impulsores de la muestra.

El «Espacio del deporte y derechos humanos», creado por la agrupación Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, que Morresi integra, recorre los principales hitos del deporte argentino a través fotografías, vídeos, audios, revistas, afiches, cromos y videojuegos.

También hay una enorme pintura del artista plástico Sergio Tosoratti con forma de semicírculo en la que se aprecian los hechos más sobresalientes de cada deporte. Del otro lado, una línea de tiempo relaciona cada evento con el contexto sociopolítico.

Cada 15 minutos se escucha el himno, cantado por distintos deportistas, mientras alrededor de una decena de televisores emiten jugadas icónicas de la historia del deporte argentino.

Los goles de Maradona a Inglaterra en el Mundial de México 1986, el subcampeonato conseguido por Messi y compañía en la Copa del Mundo de Brasil 2014 y otros tantos hechos se repiten una y otra vez frente a fotografías con información de deportistas asesinados.

«Se intentó hacer algo que también sea ameno, que no tenga solo esa carga de angustia, tristeza y dolor que tiene que ver con la historia negra y triste de nuestro país», explicó Morresi, que fue futbolista profesional y brilló en River Plate, y cuyo hermano fue secuestrado y asesinado en 1976.

Los organizadores planean además una serie de actividades, como un torneo de ajedrez en homenaje al ajedrecista Gustavo Bruzzone, desaparecido en la ciudad de Rosario en 1977.

Varias escuelas y universidades organizan excursiones para que los alumnos conozcan la muestra.

«Enmarcar algo tan popular como el deporte en un contexto histórico puede hacer que los estudiantes se interioricen más en la situación del país»; explicó Morresi.

La muestra, de carácter permanente, se puede visitar de jueves a domingo con entrada gratuita en uno de los edificios la exEscuela de Mecánica de la Armada, que desde 2004 funciona como un Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

Sin embargo, Morresi avisa: «Acá no hay permiso para entristecerse, hay permiso para comprometerse y seguir trabajando por la memoria, la verdad y la justicia».