Quito, 26 oct (EFE).- El ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, informó hoy que el Consejo de la Unión Europea (UE) autorizó “por consenso” la firma del Acuerdo Multipartes con el país andino.

“URGENTE. Consejo de Representantes Permanentes de Unión Europea aprueba firma de acuerdo multipartes el 11 de noviembre”, escribió el ministro en su cuenta de Twitter, sin dar más detalles.

Tras conocer la decisión, Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano, felicitó la próxima suscripción del acuerdo.

“Es un paso fundamental, diría que el más importante en diez años de la Revolución Ciudadana en el ámbito de comercio exterior”, dijo en referencia al proyecto político del presidente Rafael Correa, en el poder desde 2007.

Añadió que ésta “ha sido una aspiración, una reivindicación continua de parte del sector empresarial porque sabemos que, históricamente, el mercado europeo ha sido el principal para las exportaciones ecuatorianas”.

Aspiazu comentó en la televisión Ecuavisa que con esto “queda ya un modelo de acuerdo” que supone podría servir luego de cara a otros interlocutores como Corea del Sur, Rusia, Canadá o Estados Unidos.

Daniel Legarda, presidente de la Federación de Exportadores, formuló un llamamiento a las autoridades locales para que, un vez suscrito el acuerdo, se agilice el tratamiento del documento que debe ser ratificado por los parlamentos.

“Excelente noticia para el país; cada vez más cerca de la plena vigencia del #AcuerdoEC_UE”, escribió Legarda en su cuenta de Twitter.

En 2009, Ecuador se levantó de la mesa de negociaciones en la que también estaban Colombia y Perú, que culminaron el proceso y ya tienen en vigor un acuerdo comercial con el bloque europeo.

En enero de 2014, año en que se retomó la negociación, el entonces ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, dijo que su país iba a negociar con la UE un tratado comercial “mejor” que el que los Veintiocho tienen suscrito con Colombia y Perú, más adaptado a los planes de desarrollo de un Ecuador dolarizado desde el año 2000.

Enfatizó entonces que Ecuador se incorporaría a un acuerdo que tiene un tronco y elementos comunes, pero que cuenta con grandes particularidades para cada caso.

Aspiazu dijo en septiembre que no encontraba justificativo para la demora en la firma del acuerdo pues, en su opinión, se negociaba un tratado de adhesión, “es decir, lo mismo que en su momento negociaron Colombia y Perú”, y recalcó que, si hubiese sido por los empresarios, el acuerdo se hubiese suscrito en mayo de 2010.