Caracas, 21 oct (EFE).- El miembro de la dirección del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Jorge Rodríguez consideró hoy una señal de «justicia» la suspensión del proceso de recolección de firmas con el que la oposición venezolana había solicitado activar un referendo revocatorio presidencial.

«El hecho de que tribunales estatales hayan respondido a las más de 8.600 querellas y denuncias que se presentaron ante los tribunales penales, señala que se está comenzando a hacer justicia (…) y también confirma el hecho de que no se realizará referendo revocatorio en este año 2016», dijo Rodríguez a los periodistas ante la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

A juicio del dirigente chavista, los tribunales tenían que responder a las denuncias penales que se presentaron en relación con las firmas presentadas por la oposición y cuyo proceso el chavismo calificó de «gigantesco fraude a la ley».

«Insistimos en que se haga justicia, que todos los (…) que hayan sido vulnerados en su derechos en el caso de la usurpación de identidad, en el caso de los inhabilitados políticamente, sean atendidos por los tribunales», añadió Rodríguez, jefe de la comisión presidencial que supervisa la solicitud de revocatorio.

Ayer cinco tribunales regionales venezolanos suspendieron en 5 de los 23 estados del país el proceso de recolección de firmas con el que la oposición venezolana solicitó hace varios meses la activación del referendo.

Ante esto, el CNE (Poder Electoral) dijo que acata la decisión de estos tribunales y anunció que la próxima fase de recolección del 20 por ciento de apoyos, prevista para la semana que viene, queda paralizada hasta nueva instrucción judicial.

La oposición ha rechazado contundentemente la decisión de estas instituciones venezolanas a las que acusa de actuar respondiendo a los intereses del Ejecutivo.