La Paz, 27 oct (EFE).- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Unión Europea (UE) financiarán con 85,7 millones de dólares un plan en Bolivia para la limpieza y protección del lago Titicaca, compartido con Perú, informaron hoy fuentes oficiales.

Del monto total, 77,3 millones de dólares provienen de un préstamo del BID que se oficializó hoy mediante la firma de un contrato entre el ministro boliviano de Planificación del Desarrollo, René Orellana, y el representante del organismo multilateral en Bolivia, Alejandro Melandri.

Los restantes 8,4 millones son una donación de la UE, según destacaron por separado Melandri y también el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien asistió a la firma del contrato con el BID.

El programa apunta a «contribuir a la descontaminación de la cuenca Katari y consecuentemente del lago Titicaca menor», mediante la puesta en marcha de un modelo de gestión integral de la cuenca, el incremento de la cobertura de saneamiento, el tratamiento de aguas residuales y el apoyo sostenible de servicios, señaló Melandri.

«No sólo es el lago Titicaca un lugar muy valioso para el turismo en el país por su belleza particular, sino que es fundamentalmente una fuente de vida y de desarrollo para miles de personas en la región», resaltó el representante del BID.

Agregó que el organismo asumió el compromiso de cooperar para el saneamiento del lago por su «necesidad, urgencia y factibilidad».

Morales destacó por su parte que el préstamo concedido por el BID es «muy blando», ya que tendrá un interés anual de 0,75 %.

El mandatario también agradeció la donación de la UE para «cuidar» el lago Titicaca» que, según dijo, está «enfermo» y «herido» por la contaminación.

Para el mandatario, al margen de los programas estatales e inversiones que se hagan para remediar la contaminación en el lago, la población también puede contribuir en esas labores, empezando por no tirar basura en cualquier lugar.

«No solamente es una cuestión de inversión, es una cuestión de educación y tenemos la obligación todos (…) Nuestro aporte, ¿cuál sería? Controlar la basura», afirmó.

Agregó que si la gente contribuye acabando con los malos hábitos de limpieza, «con seguridad los que financian van a seguir aportando» a los proyectos para cuidar el medio ambiente.