Buenos Aires, 1 sep (EFE).- El Banco Central de Argentina revocó la autorización para operar a dos directivos de la filial local del banco británico HSBC bajo el argumento de que no adoptaron las medidas necesarias para evitar maniobras de lavado de activos y financiación al terrorismo, informaron hoy fuentes oficiales.

El directorio del Banco Central dejó sin efecto la autorización para que Gabriel Diego Martino y Miguel Ángel Estevez se desempeñen como directores titulares de HSBC Bank Argentina y conminó a la entidad bancaria a nombrar nuevos directores en un plazo de 24 horas.

La autoridad monetaria argumentó en un comunicado que Martino, en su carácter de representante legal del HSBC, “no dirigió las acciones necesarias para mitigar y abordar adecuadamente el riesgo de prevención del lavado de activos y financiación del terrorismo”.

Asimismo, para tomar esta decisión, el directorio del Banco Central tuvo en cuenta una causa penal en la que se encuentra involucrado Martino, promovida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Fisco) de Argentina y por la que se investigan presunta asociación ilícita fiscal, evasión fiscal y eventual lavado de activos.

Adicionalmente, el Banco Central consideró que Martino “tampoco supo gestionar en forma adecuada los riesgos vinculados con la confiabilidad de la información contable y no contable de la entidad y el buen funcionamiento de los controles internos y externos”.

Según el comunicado, “estos hechos han imposibilitado una efectiva cooperación con el Banco Central en materia penal cambiaria”.

La autoridad monetaria también cuestionó la falta de “cooperación efectiva en materia de prevención del lavado de activos y financiación del terrorismo respecto de la documentación siniestrada” en 2014, en el incendio del depósito en Buenos Aires de la estadounidense Iron Mountain, dedicada al archivo de información.

“Consideraciones similares se expresaron respecto de la actuación de Miguel Estévez”, dijo el Banco Central sobre la decisión adoptada por su directorio.

Martino debió comparecer este año ante una comisión del Parlamento argentino que investiga presuntas maniobras de evasión denunciadas por el Fisco argentino mediante unas 4.000 cuentas no declaradas de empresas y ciudadanos argentinos en la filial suiza del HSBC y que integran la lista Falciani, que reveló que la entidad albergó cuentas de presuntos evasores.