El ministro de Interior, Juan Zapata (c), en una fotografía de archivo. EFE/ Mauricio Torres

Quito, 14 nov (EFE).- El Gobierno de Ecuador presentó este lunes el plan de “Escuelas Seguras”, en cuya primera etapa tienen prioridad 220 instituciones educativas, consideradas de acuerdo “a problemáticas delictivas y también suicidios”, según dijo el ministro del Interior, Juan Zapata.

En una rueda de prensa, comentó que el plan tiene anexado un protocolo de acción coordinado y aprobado con el Ministerio de Educación.

Dicho protocolo regula las acciones que se deben adoptar en caso de delitos por parte de estudiantes, para actuar en temas de consumo de alcohol, droga y “sobre todo, de violencia”, dijo el minsitro.

Zapata informó que habrá presencia policial al ingreso y salida de los estudiantes de los establecimientos educativos.

El titular de la cartera de Interior detalló que las instituciones educativas con prioridad en la primera etapa están en Cañar (9), el distrito metropolitano de Guayaquil (59), El Oro (18), Esmeraldas (8), Guayas (27), Los Ríos (3), Santo Domingo de los Tsáchilas (13) y Sucumbíos (5), entre otras.

“El mayor número de escuelas están justamente en las provincias que están en estado de excepción”, dijo en referencia a Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, declaró en estado de excepción a esas provincias a principio de mes luego de cerca de una veintena de atentados, algunos de ellos con explosivos, que el Ejecutivo considera una respuesta del crimen organizado a la lucha emprendida por el Gobierno contra el narcotráfico.

“LA VIOLENCIA NO ES EL CAMINO”

Zapata destacó la importancia de un trabajo coordinado entre las instituciones, así como el apoyo de los padres de familia para mantener la seguridad en los establecimientos educativos.

De su lado, el comandante general de la Policía, Fausto Salinas, indicó que el objetivo del plan es dar mayor seguridad a la comunidad educativa, por lo que destacó la importancia de la articulación interinstitucional para la cooperación e intercambio de información y estadísticas, a fin de definir los puntos críticos en los que intervendrán.

Salinas detalló que la Policía actuará en implementación, orientación y trabajo conjunto con algunas instituciones para elaborar los planes de gestión de riesgos, de emergencia y de contingencia y para cooperar en la formación de las brigadas de emergencia que deberán establecerse en cada centro educativo, con la participación de estudiantes y profesores.

RESGUARDO POLICIAL

En el ámbito de la seguridad -añadió- se contempla el servicio de Policía en el exterior de centros educativos, articulado con las 1.764 cámaras de videovigilancia del servicio de emergencias ECU 911, dispuestas en las proximidades de esos lugares en todo el país.

El comandante de la Policía mencionó que también se propiciarán actos de sensibilización a través de minutos cívicos, festivales por la paz y escuelas para padres, entre otros.

Salinas resaltó el desarrollo de trabajos de prevención con conferencias de diferentes ámbitos que maneja la Policía Nacional: prevención de drogas, cómo enfrentar la violencia intrafamiliar, así como información sobre las formas para denunciar la violación de algún derecho a los menores.

“Habrá algunas actividades para llegar al corazón de los jóvenes, para entender que la violencia no es el camino y, peor aún, el delito”, anotó en momentos en que la prensa ha hecho eco de la preocupación de padres de familia y de profesores por los hechos de violencia registrados al interior de algunos centros educativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *