Bogotá, 6 jul (EFE).- El Ejército colombiano detuvo a cuatro supuestos miembros de las FARC acusados de perpetrar atentados en las últimas semanas contra la infraestructura petrolera en el sur del país que causaron graves daños ambientales y desabastecimiento de agua potable, informaron hoy fuentes castrenses.

Las detenciones se llevaron a cabo en los municipios de Valle del Guamuez y Puerto Asís, en el sureño departamento de Putumayo, limítrofe con Ecuador.

Los detenidos fueron señalados como integrantes del Frente 48 del Bloque Sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y “tendrían vinculación directa” con las voladuras al oleoducto Transandino y otros ataques contra la infraestructura petrolera en esa región.

El mes pasado, el grupo guerrillero obligó a transportistas a derramar unos 200.000 galones de crudo (unos 4.762 barriles) en una zona rural de Puerto Asís, lo que contaminó ríos y otras fuentes de agua.

Sin embargo, el atentado más grave fue contra el oleoducto Transandino, del que fueron vertidos más de 400.000 galones de petróleo (unos 9.520 barriles) que corrieron hacia el río Mira, que surten de agua al municipio de Tumaco, el segundo puerto del país en el Pacífico, cuyos 160.000 habitantes quedaron sin servicio de agua potable.

La detención de tres supuestos guerrilleros, identificados solo con los alias de “Caqueteño”, “España” y “Ricardo”, fueron hechas en zona rural de Valle del Guamuez, mientras que en Puerto Asís fue arrestado un cuarto, alias “Rosalino”.

Según un comunicado del Ejército, alias “Ricardo” gozaba del beneficio de prisión domiciliaria, luego de haber sido capturado en agosto de 2014.

La información añadió que “España” y “Rosalino” son expertos en explosivos de las FARC.

A los cuatro detenidos se le incautaron una pistola, munición y materiales para la construcción de artefactos explosivos como barras de pentolita, cordón detonante y dos equipos celulares para la activación de las cargas explosivas, entre otros.