La Paz, 8 dic (EFE).- Un juez boliviano condenó hoy a un año de prisión al exfiscal Marcelo Soza, quien se encuentra refugiado en Brasil donde denunció persecución política, por incumplimiento de deberes en un polémico caso sobre terrorismo.

El juez Eduardo Gonzáles, de la ciudad sureña de Sucre, dijo que el exfiscal debe cumplir una pena de un año de reclusión en una cárcel de esa ciudad por no haber cumplido con sus deberes en ese caso.

Soza solicitó en marzo del 2014 en Brasil refugio político, tras renunciar a seguir investigando la organización de un supuesto grupo terrorista en Bolivia que, según el Gobierno, pretendía apoyar la secesión del departamento de Santa Cruz (este).

El «caso terrorismo» se conoció el 16 de abril de 2009, cuando un comando policial realizó una operación en un hotel de Santa Cruz que se saldó con tres extranjeros muertos y dos detenidos, acusados de ser la célula terrorista.

En esa operación murieron el croata-húngaro-boliviano Eduardo Rozsa, el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin y fueron detenidos el húngaro Elöd Tóásó y el croata-boliviano Mario Tadic, actualmente libres tras cumplir cinco años de prisión.

Una vez en Brasil, Soza denunció que el caso investigado tenía varias irregularidades y afirmó que huía de Bolivia al considerar que su vida corría peligro, aunque el Gobierno denunció que también estaba implicado en actos de corrupción en casos judiciales.