Montevideo, 30 mar (EFE).- La Comisión Sudamericana para la Lucha Contra la Fiebre Aftosa se reunirá en Uruguay del 4 al 8 de abril próximos, con el objetivo de conseguir la erradicación de esta enfermedad infecciosa para el 2020, informaron hoy fuentes oficiales.

La Presidencia uruguaya destacó en un comunicado que en esta reunión, que se llevará a cabo en Punta del Este (sureste), se presentará la Guía Técnica de Trabajo 2016-2020 y contará con la participación de unos 225 técnicos en representación de 15 países.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca uruguayo, Tabaré Aguerre, manifestó que el control y prevención de la fiebre aftosa es el tema de política pública sanitaria de carácter regional que tiene mayor historia.

De igual forma, agregó que durante el encuentro se abordarán las metodologías para la implementación del uso de la Guía Técnica para el período 2016-2020 en el marco del Programa Hemisférico de Erradicación de la Fiebre Aftosa, cuyo objetivo es facilitar su aplicación por parte de los servicios veterinarios de Suramérica.

«La solución al problema no se puede encontrar de fronteras hacía adentro, sino que erradicar una enfermedad con fuerte impacto en la inserción comercial internacional implica tener una visión hemisférica», expresó el ministro.

Esta reunión contará con la presencia de representantes de diez países de América del Sur, además de Panamá, España, Estados Unidos, Holanda y Canadá.

«Si bien hay que mantener el objetivo de erradicar la enfermedad para el año 2020 (…), mientras se discute, analiza y se avanza hasta tener la certeza absoluta de que la aftosa se encuentra erradicada (…), tenemos que mantenernos cuidadoso en ese tema», sostuvo.

De igual forma, el ministro remarcó que es «optimista» en la consecución del objetivo principal, y advirtió que Uruguay vacuna contra cepas que están en la región y no sobre algunos virus que están en otros continentes.

«El control de tránsito intercontinental lo debemos tener permanentemente presente, por lo que el tema debe tener conciencia social, esa precaución representa la mejor barrera sanitaria», aseveró.

Por su parte, el director general de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, detalló que el 85 % del territorio y el 95 % de la población bovina de América del Sur alcanzó el estatus sanitario reconocido por la Organización Mundial de Sanidad Animal como libre de fiebre aftosa con o sin vacunación.

El último foco uruguayo de fiebre aftosa se registró, con gran impacto, en 2001, cuando tras una década libre de la enfermedad, Uruguay vivió una epidemia proveniente de Argentina, que se saldó con la matanza de cientos de cabezas de ganado y la pérdida del estatus de país libre de fiebre aftosa sin vacunación, lo que le generó la pérdida de muchos mercados.

Actualmente, Uruguay es un país libre de fiebre aftosa con vacunación.