Bogotá, 27 oct (EFE).- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que comenzó el operativo para liberar al excongresista Odín Sánchez, secuestrado hace seis meses por el ELN, indicó hoy el jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz con esa guerrilla, Juan Camilo Restrepo.

«Este mediodía hemos sido informados por el Comité Internacional de la Cruz Roja que la operación de la liberación ha comenzado con el acompañamiento de la Iglesia católica», indicó el funcionario en una rueda de prensa.

El Gobierno, agregó Restrepo, «celebra este hecho y toma nota de este procedimiento que espera que concluya satisfactoriamente, ojalá antes del 3 de noviembre, fecha acordada para dar inicio a la primera ronda formal de negociaciones».

La instalación de la fase pública de diálogo entre el Gobierno nacional y el ELN estaba prevista para este jueves a las 17.00 hora local en Ecuador (22.00 GMT), luego de que las partes lo anunciaran el pasado 10 de octubre.

Sin embargo, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, suspendió hoy la actividad a la espera de la liberación de Odín Sánchez.

«Quiero anunciarle al país que he dado instrucciones al equipo negociador con el ELN de que suspenda su viaje a la ciudad de Quito», sostuvo Santos.

Según el jefe negociador, «los compromisos establecidos por los equipos del Gobierno y el ELN en la última ronda en Caracas fueron precisos para ambas partes. Por lo que siempre se dejó claro que era necesaria la liberación efectiva del excongresista Odín Sánchez para dar inicio a esta fase pública».

En consecuencia, la ceremonia inaugural en Quito quedó aplazada hasta nueva orden.

«Agradecemos al Gobierno de Ecuador toda la disposición que ha tenido para la preparación de esta ceremonia y esperamos que en los próximos días podamos estar allí para cumplir esta cita con la paz», puntualizó Restrepo.

El excongresista Odín Sánchez está cautivo desde hace seis meses, cuando se entregó a cambio de su hermano Patrocinio, exgobernador del departamento del Chocó, en el noroeste de Colombia, plagiado en 2013 por el ELN, la segunda guerrilla del país luego de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).