Santiago de Chile, 10 dic (EFE).- Representantes de Chile y China se reunieron durante dos días en Santiago para avanzar en la profundización del Tratado de Libre Comercio (TLC) que ambos tienen vigente desde 2006 y que convirtió al país asiático en el principal socio comercial de Chile, informaron hoy fuentes oficiales.

Según un comunicado de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), las conversaciones se han centrado en las áreas de comercio de servicios, comercio electrónico, reglas de origen, procedimientos aduaneros y facilitación de comercio, acceso a mercados, medioambiente, cooperación económica y técnica, además de políticas de competencia.

“Tenemos un exitoso acuerdo comercial que ha dado un fuerte dinamismo al comercio bilateral; de hecho, hoy China es nuestro principal socio comercial y primer destino para nuestras exportaciones”, comentó Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon.

Afirmó que “sin embargo, ambos gobiernos hemos coincidido en la necesidad de introducir elementos que nos permitan modernizar y profundizar sus alcances con miras a estimular más aún el comercio”.

En esa línea, ambas partes acordaron seguir trabajando intensamente con el objetivo de evaluar la materialización de una nueva reunión que se realizaría durante el mes de marzo en Pekín, en donde los dos gobiernos esperan poder avanzar con pasos concretos que permitan culminar el proceso de profundización dentro del año 2016.

En el marco del mismo TLC, Chile y China ya suscribieron un Acuerdo Suplementario sobre Comercio de Servicios (vigente desde 2010), marco normativo para la prestación de servicios entre ambos países que otorga a Chile igualdad de condiciones que los nacionales de China.

Adicionalmente, desde el 8 de febrero de 2014, se incorporó el Acuerdo Suplementario sobre Inversiones, que contiene una serie de disposiciones que mejoran sustancialmente el Acuerdo de Protección y Promoción de las Inversiones (APPI) de 1995.

En 2015 Chile y China cumplieron 45 años de relaciones diplomáticas ininterrumpidas, vínculos institucionales desplegados por ambos países que han ido creciendo y profundizándose.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) ha sido una herramienta fundamental en el comercio bilateral, otorgando mejores condiciones de acceso para nuevos productos (en particular, agrícolas y agroindustriales), situación más evidente desde el 1 de enero de 2015, fecha en la que se cumplió el último calendario de desgravación, correspondiente a la categoría Año 10, referidas a tasas.

Desde la firma del TLC, el intercambio comercial con China ha sido creciente, ascendiendo a 33.534 millones de dólares en 2014 y desde el año de entrada en vigencia del Acuerdo, el comercio se expandió a una tasa media anual de 17 %, representando un 23 % del comercio exterior chileno, además de reflejar un superávit comercial.

En el período enero-septiembre de 2015, el intercambio comercial entre Chile y China, alcanzó la suma de 23.346 millones de dólares, disminuyendo en 4,7 % en comparación con el mismo período de 2014.

Las exportaciones totalizaron 12.564 millones de dólares, con una contracción que provino fundamentalmente de la caída de 5,5 % de las ventas de cobre al país asiático.

En el mismo período, las importaciones totalizaron 10.782 millones de dólares, precisó el comunicado de la Direcon.