Santiago de Chile, 29 jul (EFE).- Un «cacerolazo» en diversos puntos de la capital chilena se registró esta noche con el objetivo de sensibilizar a las autoridades para que den más poderes a la policía y así puedan combatir a la delincuencia que en los últimos años ha aumentado considerablemente en el país suramericano.

La manifestación fue convocada a través de las redes sociales y a partir de las 21:00 hora local (00:00 GMT del jueves) en varias comunas de Santiago, especialmente en el sector oriente de esta ciudad, la gente salió a la calle a hacer sonar ollas y las bocinas de sus automóviles.

«Le pedimos a la señora (presidenta Michelle) Bachelet que se ponga los pantalones», dijo una vecina del sector oriente a radio Bío Bío, y advirtió que las protestas se repetirán una vez al mes.

El «cacerolazo» también se enmarca en el ataque que sufrió hace una semana el subteniente de carabineros, Óscar Muñoz, quien recibió un disparo en la cabeza en medio de un procedimiento policial en el municipio santiaguino de Peñalolén.

De hecho, varios familiares de los uniformados salieron también a la calles a reclamar por la situación que a veces sufren los carabineros al momento de enfrentar a los delincuentes.

«Sentimos que realmente no se puede vivir en paz, estamos absolutamente encerrados en nuestras casas mientras los ladrones se pasean tranquilamente por las calles», aseguró un hombre que portaba una pancarta en la que se leía «No más asaltos».

En tanto, Cristian Araya, portavoz del movimiento Frente contra la Delincuencia, dijo a los periodistas que ya las convocatorias han logrado sensibilizar a personas de todos los sectores sociales.

«Esperamos que el Ministro del Interior (Jorge Burgos) tome carta en este asunto, porque todos los chilenos estamos sufriendo el mismo flagelo», añadió.

Curiosamente, los «cacerolazos» nacieron durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, cuando los chilenos poco a poco comenzaron a protestar contra el régimen militar haciendo sonar sus ollas desde el interior de sus casas y departamentos.