Buenos Aires, 4 jul (EFE).- Los votantes de la capital argentina irán a las urnas este domingo, en unos comicios que, según todos los sondeos, se dirimirán en segunda vuelta y cuyo resultado resultará clave de cara a las presidenciales de octubre próximo.

Las encuestas coinciden en que Horacio Rodríguez Larreta, de la conservadora Propuesta Republicana (Pro, fuerza que gobierna Buenos Aires desde finales de 2007) logrará mañana el primer puesto, tal como sucedió en las primarias del pasado 26 de abril, pero sin alcanzar el 50 % más uno de los votos necesarios para ser elegido en primera vuelta.

Esa posibilidad le obligaría a acudir a una segunda ronda, programada para el 19 de julio, con quien consiga mañana el segundo lugar, una posición que los sondeos asignan a Martín Louesteau, del frente de centroizquierda Eco y quien fuera ministro de Economía durante el primer mandato de Cristina Fernández (2007-2011), Gobierno del que ahora es opositor.

Según los sondeos, tercero en intención de votos se coloca Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas y postulante del Frente para la Victoria comandado por Cristina Fernández.

Otros dos candidatos a la alcaldía concurren a estos comicios: el izquierdista Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

La campaña que ha precedido a estas votaciones ha sido tibia, sin una discusión formal de ideas y propuestas entre los principales candidatos a alcalde.

Con un peso del 7,9 % en el padrón nacional y 2,5 millones de personas habilitadas para votar, la capital es el cuarto mayor distrito electoral de Argentina, detrás de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Este domingo se elegirán, además de alcalde y vice jefe de gobierno, a treinta integrantes de la Legislatura y los representantes de las quince comunas en las que se divide la ciudad.

La gran novedad será el voto electrónico, con la incógnita sobre cómo afectará al desarrollo de los comicios el nivel de desconocimiento sobre el uso de las máquinas de votación.

Este domingo habrá elecciones en otros cuatro distritos del país, entre ellos, la central provincia de Córdoba, que, con 2,7 millones de personas habilitadas para votar y un peso del 8,6 % en el padrón nacional, es el segundo mayor distrito electoral de Argentina.

Los principales candidatos a gobernador de Córdoba son el diputado Juan Schiaretti, quien ya gobernó la provincia y representa a Unión por Córdoba (peronismo disidente, actualmente gobernante en la provincia), y el kirchnerista Eduardo Accastello, alcalde de Villa María.

En la provincia de La Rioja (noroeste), con 270.000 electores, se votará para gobernador, con el kirchnerista Sergio Casas y el radical Julio Martínez como principales competidores.

En tanto, en la provincia de La Pampa (centro), con 274.000 votantes, se celebrarán elecciones internas no obligatorias, con vistas a las elecciones para gobernador previstas para el 25 de octubre.

Por último, en Corrientes (noreste), donde 810.000 están convocadas a las urnas, las elecciones solo serán para cubrir cargos legislativos provinciales.

En un año electoral que estará marcado por las presidenciales de octubre, hasta ahora el Frente para la Victoria ha ganado los comicios a gobernador en las norteñas provincias de Salta y Chaco y en la sureña Tierra del Fuego.

En tanto, en Neuquén (suroeste) se revalidó el poder del Movimiento Popular Neuquino, que gobierna la provincia desde hace medio siglo, mientras que en Río Negro (sur) logró la reelección Alberto Weretilneck, un exaliado del kirchnerismo; en Santa Fe (centro) se impuso una coalición de centroizquierda en reñidos comicios; y en Mendoza (oeste) venció un frente de radicales y conservadores.

A nivel nacional, las primarias se disputarán el 9 de agosto próximo y en ellas quedarán definidos los candidatos que competirán en octubre para suceder a Cristina Fernández en la Presidencia a partir del próximo 10 de diciembre.