La Paz, 17 oct (EFE).- El Gobierno de Evo Morales prepara versiones en quechua, chino y ruso del Libro del Mar, que recoge toda la argumentación histórica y jurídica en la que Bolivia basa su reclamación a Chile de un acceso soberano al océano Pacífico, informó hoy una fuente oficial.

El jefe de la Dirección de Reivindicación Marítima, Emerson Calderón, dijo a la radio estatal que está “bastante avanzada” la traducción del texto en ruso y también comenzó hace poco el trabajo para la versión en chino.

Señaló que “el Libro del Mar se va a ir traduciendo en diferentes idiomas para que la información que contiene sea de mucho más fácil acceso en países de Europa y de Asia”.

Agregó que próximamente se tendrá una edición en quechua que se repartirá en el país junto con la versión en aimara que ya se distribuye desde hace unos meses.

El Libro del Mar, editado en 2014, fue elaborado por un equipo de historiadores y juristas encabezado por el expresidente Carlos Mesa (2003-2005), vocero internacional de la causa marítima.

En marzo pasado, el Gobierno dispuso que esa publicación sea texto oficial y de uso obligatorio en el sistema educativo nacional y en julio presentó una versión en sistema braille.

La distribución masiva del texto es parte de la estrategia de comunicación del Gobierno de Evo Morales para explicar dentro y fuera del país las razones por las cuales decidió en 2013 demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Con su demanda, Bolivia busca que el tribunal de Naciones Unidas emita un fallo que obligue a Chile a negociar en firme la centenaria reclamación de una restitución del acceso soberano al Pacífico perdido en una guerra de fines del siglo XIX.

El mes pasado, la CIJ rechazó un recurso chileno y se declaró competente para analizar el tema de fondo de la demanda boliviana, fijando, además, el 25 de julio de 2016 como fecha límite en la que Chile debe entregar sus argumentos escritos en el caso.

Calderón anunció la próxima difusión de un texto que incluirá los documentos “relativos a la excepción preliminar de competencia que fueron presentados ante la CIJ”, además del fallo del tribunal aceptando su competencia para tratar el reclamo boliviano.

Recordó que el Libro del Mar se distribuye en los aeropuertos de las regiones de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y en los puestos fronterizos e indicó que las autoridades bolivianas continuarán difundiendo el material referido a la demanda marítima.

“Nos interesa que la comunidad internacional conozca a fondo las razones por las que Bolivia recurre a la jurisdicción internacional”, agregó el funcionario.