Bogotá, 23 abr (EFE).- El escritor Ariano Suassuna, promotor de la cultura del nordeste de Brasil y fallecido el año pasado, tiene un espacio en la Feria Internacional del Libro de Bogotá donde su obra y el estado de Pernambuco ocupan un lugar central en la exhibición de su país.

Suassuna, autor de la pieza teatral «Auto da Compadecida», una de las más populares de Brasil, que le dio proyección nacional, falleció a los 87 años, el 23 de julio de 2014, en Recife, capital de Pernambuco.

Frases suyas, como «A tarefa de viver é dura, mas fascinante» («La tarea de vivir es dura pero fascinante»), adornan la exposición de Brasil, que comparte espacio en el pabellón internacional con otros países como Alemania, China, Portugal, Perú, Ecuador, Chile y Cuba.

«Es una manera de homenajear al autor y también al estado de Pernambuco» donde Suassuna vivió la mayor parte de su vida y desarrolló su actividad como dramaturgo y poeta, destacó a Efe Claudia Ramos, de la embajada de Brasil.

«Arte pra mim não é produto de mercado. Podem me chamar de romântico. Arte pra mim é missão, vocação e festa» («El arte para mí no es un producto del mercado. Me pueden catalogar como romántico. El arte para mí es misión, vocación y fiesta»), es otra de las frases expuestas en las paredes del espacio brasileño que resumen la filosofía de Suassuna.

En la muestra, además de sus obras, tienen un lugar destacado grandes nombres de la literatura brasileña, como Joaquim Machado de Assis, Jorge Amado, Clarice Lispector y Paulo Freire, el pedagogo pernambucano que fue un referente mundial de las teorías de educación del siglo XX.

Uno de los atractivos en la oferta brasileña es la «literatura de cordel», un género poético que surgió hace siglos en España y Portugal pero que alcanzó su mayor popularidad en el nordeste de Brasil.

Esta literatura recibe ese nombre porque las historias son impresas en cuadernillos de colores, ilustrados con dibujos, que se exhiben colgados en cuerdas en las calles de pueblos y en ferias.

El género de cordel incluye desde cuentos como «Alí Babá e os 40 ladrões», relatos históricos como «500 anos do Brasil», biografías de personajes famosos, cartillas de contenido educativo del tipo «Como evitar a AIDS (sida)», o leyendas como «Dom Quixote, Lampião e Che Guevara contra o crime» («Don Quijote, Lampião y el Che Guevara contra el crimen»).

Lampião es el nombre de Virgulino Ferreira, un bandolero que se hizo celebre por sus asaltos en el nordeste de Brasil en las primeras décadas del siglo XX y que forma parte del imaginario popular de esa región del país donde muchos le consideran un Robin Hood.