Buenos Aires, 26 sep (EFE).- Tres observadores militares argentinos se suman desde hoy al proceso de paz que se abre en Colombia con la firma este lunes de un acuerdo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, según informaron fuentes oficiales.

Los tres enviados argentinos se integran a los catorce que ya participan de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, liderada por el francés Jean Arnault.

El general de brigada del Ejército argentino Javier Antonio Pérez Aquino fue designado jefe del grupo de observadores de la ONU en Colombia, según informó hoy el Ministerio de Defensa argentino en un comunicado.

Pérez Aquino estará a cargo de dirigir el grupo de observadores que desplegará diferentes estrategias y mecanismos para seguir y verificar el cese al fuego entre el Ejército colombiano y las FARC.

El envío de observadores militares de Argentina, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay y República Dominicana responde a las conversaciones iniciadas en 2012, cuando las dos partes involucradas solicitaron a la ONU la conformación de una misión política, con la participación de observadores sin armas, principalmente de los países miembros de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe.

Según precisó el Ministerio de Defensa argentino, unos 80 militares del país se encuentran ya alistados para responder a futuros requerimientos de la ONU en Colombia.

“Entre las posibles tareas a desarrollar se prevé el desminado humanitario en distintas regiones de ese país y el control de la desmovilización y desarme de las FARC”, señala el comunicado.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, firmaron este lunes en Cartagena de Indias (Colombia) el acuerdo de paz que pone fin a más de medio siglo de conflicto armado.

El acuerdo es fruto de casi cuatro años de diálogos entre el Gobierno y las FARC en La Habana y fue sellado ante cerca de 2.500 invitados, entre ellos unos 15 presidentes, incluyendo al argentino Mauricio Macri.