Cartagena (Colombia), 29 oct (EFE).- El primer ministro de Andorra , Antoni Martí, celebró hoy la buena acogida que ha tenido entre los mandatarios participantes en la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias, en Colombia, su propuesta de celebrar este evento en el Principado en 2020.

“Agradezco la buena acogida de celebrar la cumbre en Andorra en 2020, pese a que mi mandato cumple en 2019”, dijo Martí ante el Plenario de la Cumbre, donde recordó que su gobierno ha sido el artífice de proponer el enclave pirenaico como sede de la cita de jefes de Estado y Gobierno en 2020.

“Las personas pasamos pero los países y la gente permanece, y Andorra seguirá siendo fiel a su apuesta por la calidad, respetuosa con la diversidad”, afirmó, al destacar que los andorranos “son también ciudadanos iberoamericanos”

De aprobarse esta propuesta, el Principado de Andorra, que no tiene costumbre de organizar grandes eventos internacionales, acogería por primera vez una Cumbre Iberoamericana.

Mencionó que “en la Cumbre Iberoamericana hay dos países de la UE – España y Portugal – y además Andorra, que sin ser de la Unión conoce muy bien el proyecto de construcción europea”.

En ese sentido, dijo que “uno de los grandes éxitos ha sido la libre movilidad, eso ha creado un sentimiento a los jóvenes de pertenencia a Europa”, para resaltar que ese es un valor a rescatar por Iberoamérica, el de la pertenencia a una región.

En su intervención, Martí también felicitó a Colombia y a su presidente, Juan Manuel Santos, por los intentos para lograr la paz mediante una larga negociación con la guerrilla de las FARC y por los acuerdos alcanzados.

“Hoy Colombia es sinónimo de paz, entendimiento y esperanza en un mundo cada día más convulso, donde los conflictos están más álgidos que nunca”, manifestó el gobernante andorrano.

Agregó que “Colombia es la nota positiva y un ejemplo que se da al mundo” pues “hay muchos conflictos que no se están manejando”, frente a los avances logrados en este país sudamericano.

Martí por último agradeció que Andorra acogiera en septiembre pasado una reunión de ministros de Educación, pues se trató de “la primera vez que una ministerial se celebraba en un país distinto al que acoge la cumbre”, remarcó.

“Andorra se siente cómoda con esta temática, porque precisamente la educación y la gestión de oportunidades ha sido uno de los pilares de la política exterior del Gobierno”, apuntó.

La propuesta para que Andorra sea sede de la XXVII Cumbre Iberoamericana la hicieron los coordinadores nacionales en las reuniones previas a la Cumbre de jefes de Estado y Gobierno, celebradas a inicios de esta semana en Cartagena.