Lima, 5 may (EFE).- El abogado de la primera dama de Perú, Nadine Heredia; Eduardo Roy Gates, presentó hoy su alegato final ante la fiscalía en la investigación por presunto lavado de activos contra la también presidenta del gobernante partido Nacionalista.

El letrado informó a la prensa que expuso un informe oral ante la fiscalía de lavado de activos porque, en su opinión, «se han desvirtuado los delitos fuente planteados por la fiscalía, (en el sentido de) que el dinero de la campaña vino de Venezuela y la minería ilegal».

La fiscalía investiga a Heredia, en su calidad de dirigente partidaria, sobre los aportes económicos recibidos por su agrupación en las campañas electorales de 2006, en la que mantuvo una pública cercanía con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y en 2011 en la que su esposo Ollanta Humala resultó elegido.

Las pesquisas se ahondaron con el hallazgo de varias agendas personales de Heredia en las cuales figuraban anotaciones con los manejos políticos y fondos recibidos en esos años.

Roy Gates negó que su presentación haya sido una maniobra para retrasar la decisión de la fiscalía de presentar una denuncia formal contra la esposa de Humala.

«Es falso, lamentablemente es una mala información que se difundió y que de alguna manera genero muchas opiniones al respecto. Se ha pedido un informe oral que es usual en este tipo de procesos», declaró el abogado de Heredia.

En abril pasado, Humala declaró al fiscal Germán Juárez, a cargo de las pesquisas, que «quien ha tenido el manejo financiero y económico del Partido Nacionalista he sido yo, y las decisiones las he tomado respetando las instancias partidarias y esas decisiones las ha ejecutado el tesorero del partido».

Ese mismo mes, la comisión de Fiscalización del Congreso propuso a la Fiscalía de la Nación investigar a Heredia por presunto lavado de activos y defraudación tributaria, a raíz de la información procedente de sus agendas personales.

La comisión parlamentaria investigó a Heredia por el denominado «caso de las agendas», unas libretas de anotaciones donde la primera dama escribió sobre aportes económicos, planes y reuniones políticas realizadas entre las campañas electorales de 2006 y 2011.

El informe, que debe ser aprobado por el pleno, recomendó investigar a Heredia, a su hermano Ilan que llevaba las cuentas del partido, y a otras 23 personas y cuatro entidades jurídicas.