Fotografía cedida este viernes, por la presidencia de México, del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa en Palacio Nacional de la Ciudad de México. EFE/Presidencia de México/ SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Ciudad de México, 28 may (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que un testigo del caso Ayotzinapa, se encuentra detenido en Estados Unidos.

«Es un expediente de una persona detenida en Estados Unidos vinculada a estos hechos. No estoy juzgando, no sabemos si es responsable o no, es un testigo», expresó el mandatario en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

López Obrador se refirió así al expediente sobre el caso Ayotzinapa recibido de parte de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

El presidente explicó este viernes que el documento ya está en manos del subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas. Encinas es el encargado del reinicio de la investigación sobre la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, en el sureño estado de Guerrero.

También aseguró que pronto será entregado a la Fiscalía especial creada por el caso.

«No tengo más información, no quiero cometer una imprudencia en este caso que es muy delicado. Vamos bien en la investigación, muy bien, entonces no quiero darle su lugar a la Fiscalía», expresó.

El mandatario se limitó a decir que el expediente «es una parte de toda una investigación que tiene muchos componentes».

Aseguró que «se está haciendo algo muy profesional» y dijo que lo más importante es que «se está actuando con rectitud».

Según la versión del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), el 26 de septiembre de 2014, policías corruptos del municipio de Iguala detuvieron a los estudiantes. Los agentes los entregaron al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en un basurero de Cocula y tiró los restos a un río.

Pero familiares de las víctimas y una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desecharon esta versión.

El Gobierno de López Obrador reinició la investigación en 2018 con el apoyo de las familias. Desde entonces se han encontrado restos de uno de los estudiantes lejos del basurero y se han lanzado órdenes de captura contra militares presuntamente implicados.