Ciudad de México, 13 abr (EFE).- La intención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de modificar los contenidos de los libros de texto gratuitos ha generado polémica e inquietud en diversos grupos relacionados con la educación.

El pasado domingo, el mandatario dejó entrever sus deseos de cambiar contenidos en estas publicaciones al considerar que los «teóricos de los oligarcas» los cambiaron en su momento para que se olvide la historia.

Y el lunes defendió esta idea al asegurar que «tenemos que regresar a la historia, la maestra de la vida, y al civismo y ética. Se van a modificar los contenidos, ¿cómo vamos a impartir clases con libros de periodo neoliberal?».

Alma Maldonado-Maldonado, doctora en educación superior e investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), señaló que la propuesta sobre estos cambios «es un error y una muestra de gran ignorancia» por parte del presidente.

DECISIÓN APRESURADA

Para la especialista, la modificación de estos libros «es una decisión muy apresurada, que se está tomando al vapor».

Hace unos días, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó la convocatoria para el rediseño de los libros de texto gratuitos de primaria 2021.

El objetivo es renovar el diseño de 18 libros de ese nivel educativo.

Y aunque no menciona exactamente en qué materias se harán esas modificaciones, ese día se aseguró que los cambios estarían relacionados con incluir temáticas sobre nutrición y alimentación sana.

La SEP explicó que se formarán 12 equipos de trabajo y a los participantes se les ofrecerá una «constancia por sus materiales didácticos con valor curricular», aunque sin ninguna compensación económica, lo cual generó polémica en redes sociales.

No obstante, el ministerio aclaró este lunes que bajo «ninguna circunstancia» pretende menoscabar profesional o laboralmente a quienes «con su esfuerzo» participan en este proceso y señaló que acordó con los ilustradores seguir con el trabajo.

Maldonado-Maldonado explicó que es común que constantemente se rediseñen los libros de texto. Sin embargo, aclaró que se necesita por lo menos un año para realizar diseños de calidad.

«Lo preocupante es que no se han cambiado los planes de estudios, son planes y programas del sexenio anterior y lo lógico es hacer estas modificaciones con base en esos planes», puntualizó.

Pero además, la SEP refirió que los 2.365 elegidos para el diseño de los textos recibieron una capacitación de tan sólo cinco días, del 22 al 26 de marzo, para conocer los programas de estudio de la SEP.

Los seleccionados entregaron 1.092 materiales didácticos entre secuencias didácticas, proyectos u otras modalidades de trabajo. De estos, la dependencia elegirá 234 materiales.

CAMBIOS EN CONTENIDOS

El objetivo del presidente de hacer modificaciones en los contenidos de materias como civismo, historia y ética es, a decir de la especialista, lógica porque «cada presidente siempre ha buscado imponer su visión ideológica de la historia».

Sin embargo, consideró que sería mejor que estos cambios se encaminaran a ser los correctos para la edad de los niños a la que van dirigidos.

Señaló que hay preocupación en la comunidad educativa sobre este proceso «tan inesperado y atropellado», porque son el material de trabajo en las escuelas de maestros y al no tener la certeza de si se hizo bien el material, «no podrán trabajar adecuadamente».

Además, reiteró, es necesario tomar en cuenta el contexto de la pandemia, pues se tendría que valorar si es necesario reforzar conocimientos y con base en ello rediseñar los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *