México, 5 may (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, instó hoy a las Fuerzas Armadas a actuar respetando los derechos humanos y con apego a la ley, en un acto en el que agradeció al Ejército mexicano haberse disculpado ante un reciente caso de tortura.

«El uniforme de la patria conlleva el imperativo moral de mantener una conducta intachable, conducirse con total apego a la ley y trae consigo la obligación de actuar con absoluto respeto a los derechos humanos», dijo el mandatario en una protesta de bandera de soldados y marinos del servicio militar nacional y mujeres voluntarias.

En el día en que se conmemora la Batalla de Puebla de 1862, el jefe del Ejecutivo recordó que las Fuerzas Armadas han de «preservar y acrecentar su honor, estima y autoridad moral».

Por ello, celebró las recientes disculpas ofrecidas por el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, ante la tortura de dos militares y tres elementos de la Policía Federal a una civil en febrero de 2015 en el sureño estado de Guerrero, que se conoció a través de un vídeo este abril.

«Este hecho (la disculpa) refleja una cultura en favor de los derechos humanos que hoy prevalece en nuestros institutos armados», aseguró el presidente.

En el acto, advirtió a estos jóvenes que trabajen apegados a «los más elevados valores cívicos» para aportar «paz y tranquilidad» a las familias e impulsar el «bienestar y progreso nacional».

«Servir a México desde la Armada, el Ejército o la Fuerza Aérea es un gran privilegio y responsabilidad», puntualizó, porque el país espera de estas instituciones «ejemplos de honor, gallardía y entrega en beneficio de la población».

Este 5 de mayo se recuerda la Batalla de Puebla, en la que las tropas francesas de intervención en México, partidarias del archiduque Maximiliano de Austria, son derrotadas por el Ejército mexicano, mandado por el general Ignacio de Zaragoza.