Morelia (México) 19 jul (EFE).- Un niño de siete años falleció este domingo de un disparo en la cabeza y otras cuatro personas resultaron heridas, entre ellas dos menores, en un confuso tiroteo registrado en una carretera del oeste de México tras la detención del líder de un grupo de autodefensas de un municipio indígena.

El Grupo de Coordinación Michoacán (GCM), integrado por autoridades de seguridad y justicia del país para combatir el crimen en este estado mexicano, informó de la muerte del menor Heriberto Reyes García en la carretera que une los municipios de Aquila y Coahuayana, en la costa del Pacífico.

Según los habitantes del poblado de Ixtapilla, lugar de los hechos, fueron unos soldados ubicados en un puesto de control militar los que dispararon contra un grupo de pobladores de etnia náhuatl que protestaban por la detención horas antes de su líder, Semeí Verdía Zepeda, y entonces murió el pequeño.

Verdía es el principal líder del grupo de autodefensas del municipio indígena náhuatl de Aquila, uno de los que se levantaron en armas en febrero del 2013 contra la banda de narcotraficantes de Los Caballeros Templarios.

Este domingo por la mañana fue capturado por portar supuestamente dos rifles de asalto y una pistola de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas mexicanas.

El GCM, encabezado por el general Pedro Felipe Gurrola Ramírez, comandante de la XII Región Militar, informó de que fue un grupo armado no identificado el que disparó contra los pobladores y los soldados.

Además, advirtió en un comunicado de que castigará a los responsables del ataque, registrado poco después de las 16.00 horas locales de este domingo (21.00 GMT).

En el boletín aseguró que “promoverá que se realicen las investigaciones pertinentes con el propósito de identificar al grupo armado que agredió a la población y a las autoridades en la comunidad de Ixtapilla, y en su caso, deslindar las responsabilidades correspondientes”.

Según autoridades estatales, en el incidente armado resultaron heridos Nataly Pineda Reyes, de 6 años; Horacio Valladares, de 32; Melesio Cristiano Tirzo, de 60, y Antonio Alejo Ramos, de 17.

Mientras, habitantes de las comunidades indígenas afectadas han exigido castigo para el Ejército Mexicano.

Tras la aparición de los grupos de autodefensas en Michoacán, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, los legalizó encuadrándolos en la Fuerza Rural, una figura policial que depende de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Por ello cada miembro recibió como armas de cargo una pistola calibre 0,9 milímetros y un rifle de asalto tipo “galil”.

Una fuente de la PGR reveló a Efe que Semeí Verdía es investigado por la destrucción de material electoral para los comicios del pasado 7 de junio, con los que se renovó el Congreso nacional y se eligieron autoridades en varios estados.

En Michoacán se votó al nuevo gobernador del estado, 112 alcaldías, 40 diputaciones locales y 12 federales.

Aquila es uno de los municipios de la costa pacífica de Michoacán utilizada por Los Caballeros Templarios y otras organizaciones de narcotraficantes para recibir cargamentos de cocaína desde Sudamérica.