México, 1 oct (EFE).- La inversión extranjera crecerá en México con mayor dinamismo pese a las tendencias económicas globales en las que el flujo se ha reducido, aseguró este martes la ministra de Economía, Graciela Márquez.

Durante su participación en un panel del foro «México, el camino por delante» celebrado en Ciudad de México, Márquez apuntó que los flujos de inversión extranjera «se han mantenido en un contexto internacional complicado y van a seguir creciendo con un mayor dinamismo».

«Hemos recibido 18.000 millones de dólares (en el primer semestre), un monto superior en términos relativos de lo que se hubiera recibido dado el monto global de capitales, entonces en realidad no se ha detenido ese flujo», explicó.

A estas cifras agregó una estimación positiva basándose en dos factores: la probable ratificación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, bautizado como T-MEC, y la certeza de que hay empresas nuevas que desean instalarse en México.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, también presente en el simposio, respaldó a la ministra asegurando que «va a haber oportunidades de inversión bárbaras» en el país.

El empresario apuntó que, desde el sector privado, quieren ayudar a que eso suceda.

«Queremos aprovechar la oportunidad para fomentar la inversión en México, las capacidades de nuestros jóvenes, los talentos que seguro tenemos», dijo.

Sin embargo, el empresario advirtió que es tiempo de que la riqueza del país se distribuya más equitativamente, respaldando al presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su política de «atacar los problemas sociales».

Precisamente el modo de gobernar del izquierdista fue uno de los temas que acaparó la atención del conversatorio, dividiendo a algunos de los ponentes.

En concreto, la periodista experta en política Ana Paula Ordorica criticó que el presidente esté polarizando a la población con las opiniones que vierte todas las mañanas en su conferencia de prensa matutina.

«Parece que o estás contra el combate a la corrupción y con el presidente o estás a favor de la corrupción», aseguró, negando que esa sea la realidad del país.

Asimismo, aseguró que el dirigente de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien tomó el poder el pasado 1 de diciembre, «es un presidente que constantemente habla sin decir la verdad».

En esa misma línea, Andrés Rozental, quien fuera embajador de México en el Reino Unido de 1995 a 1997, aseguró estar en desacuerdo con la campaña de desprestigio de López Obrador a las organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación o partidos opositores que tienen pensamientos distintos a su ideología.

«Este presidente ha hecho como parte de su estrategia atacar instituciones que de una manera u otra presentan una oposición, una critica o que son contrapesos a su programa de Gobierno y eso a mí me parece muy peligroso», aseveró.

Y agregó que, aunque las políticas sociales de López Obrador son positivas, en México sobrevuela la sombra «de la preocupación de que volvamos a una presidencia totalmente autárquica, totalmente unipersonal».

Ante esas críticas, la titular de la Secretaría de Economía respondió que «no puede ser un Gobierno diferente utilizando viejas prácticas políticas».

A su juicio, «el mandato de las urnas era un mandato de cambio» y llevar a cabo este proceso «seguramente tenga grandes aciertos y también grandes fallos».

Márquez concluyó apuntando que México va por buen camino y que, aunque ha habido fricciones, no ha habido «ninguna ruptura» con los empresarios, con quienes la relación es «extraordinaria».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *