México, 10 may (EFE).- La Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública entró hoy en vigor en México, con el objetivo de que cualquier ciudadano pueda consultar la información en manos de los poderes públicos en todo el país.

El decreto que deroga la ley federal en esta materia de junio de 2002 fue publicado el martes en el Diario Oficial de la Federación (DOF), informó hoy en un comunicado el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

La norma provee “lo necesario” en el ámbito federal para “garantizar el derecho de acceso a la información pública” en posesión de “cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos”, recordó.

También concierne a aquellas personas físicas, morales o sindicatos que reciban fondos federales o realicen actos de autoridad.

Con todo ello, se establece que toda esta información es pública y accesible para cualquier persona, y que únicamente puede ser calificada como “reservada” o “confidencial” de forma excepcional y temporal “por razones de interés público y seguridad nacional”, aseveró el INAI.

La ley fija los procedimientos, los plazos y las obligaciones de transparencia específicas de los sujetos obligados en el ámbito federal.

Asimismo, la ley establece que el derecho humano de acceso a la información también incluye las acciones de solicitar, investigar, difundir, buscar y recibir información.

Aplica también para órganos autónomos como el Banco de México, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Federal de Telecomunicaciones y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“En total, son 247 nuevas obligaciones específicas”, resumió el organismo de transparencia, que ahora podrá imponer sanciones “para asegurar el cumplimiento de sus determinaciones”.