México, 18 dic (EFE).- La Procuraduría General de la República de México (PGR, fiscalía) publicó hoy un acuerdo por el que se crea la unidad de investigación de delitos cometidos por y contra la población migrante y un mecanismo de apoyo exterior de búsqueda.

La unidad, que estará adscrita a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, investigará los delitos cometidos por y contra la población migrante, señaló la PGR en un comunicado.

Además, deberá conducir la búsqueda de migrantes desaparecidos en territorio mexicano y facilitar el acceso «a la justicia de manera gratuita, imparcial, pronta y expedita», así como la comunicación y asistencia consular desde el momento de su detención.

La unidad, indicó, buscará el respeto de la libertad e integridad personal, del debido proceso y la representación legal, y el control judicial inmediato de la detención garantizando la presentación de la persona capturada ante la autoridad judicial competente.

Se encargará de dirigir, coordinar y supervisar la aplicación de acciones idóneas y efectivas para que se repare el daño a las víctimas, detalló la institución.

Asimismo, contará con el apoyo de la Agencia de Investigación Criminal «para la toma de muestras, comunicación de la identificación de restos forenses y procesos de restitución de restos», añadió.

Cada año miles de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, intentan cruzar a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida, pero durante su travesía por México enfrentan el riesgo de caer en manos del crimen organizado o de autoridades corruptas.

Según organizaciones civiles, la puesta en marcha en 2014 del plan Frontera Sur disparó las detenciones de migrantes hasta sumar 168.000 desde julio de ese año a junio pasado, así como las violaciones a los derechos humanos de estas personas en todo el país.