San Cristóbal de las Casas (México), 18 ene (EFE).- Los maestros del sureño estado mexicano de Chiapas siguieron con las clases presenciales este lunes pese a que la región volvió el fin de semana al semáforo epidemiológico amarillo, lo que indica un riesgo medio de contagios de covid-19.

El regreso a clases a en los municipios del estado es escalonado, tal y como decretaron las autoridades cuando la región se encontraba en semáforo verde (riesgo bajo), situación que cambió el pasado viernes por el aumento de infectados.

Algunos de los municipios que han iniciado estas clases presenciales son San Juan Chamula, San Juan Cancuc y San Cristóbal de Las Casas, en los que poco a poco maestros y alumnos se están reintegrando a las aulas.

Agustín Santis Gómez, director de la escuela primaria José María Morelos y Pavón, ubicada en una zona indígena de alta marginación de Chilón, indicó que los padres de familias en asambleas comunales han exigido a las autoridades educativas el retorno de los maestros, argumentando que en los municipios donde habitan están libres de la enfermedad.

Chiapas, estado fronterizo con Guatemala y uno de los más pobres del país, acumula 7.647 contagios y 608 fallecidos desde el inicio de la pandemia, mientras México suma 1,64 millones de infectados y casi 141.000 decesos.

“En cada región del estado, como en cada supervisión escolar, hay acuerdos internos de supervisores y directores de que tenemos que entrar a trabajar, pero de forma escalonada dependiendo la gravedad de la pandemia de cada localidad. Nosotros llegamos a analizar en esta comunidad de Chilón que cada 15 día debemos de entrar al aula”, explicó.

Así, han aceptado que los maestros y alumnos interactúen para guiarlos en su proceso de aprendizaje, pues los programas federales de clases por televisión “Aprende en Casa” y “Mi Escuela en Casa” no han funcionado en el estado, dado las dificultades sociales y los índices de pobreza que alberga.

En la segunda semana de enero, en San Juan Chamula, municipio indígena de habla tzotzil, más de 400 alumnos de primara regresaron a clases presenciales en la escuela primaria Benito Juárez.

“Este retorno será dosificado y seguro para niñas, niños y jóvenes”, expresó a Efe Manuel Silvano Gómez, director de esta escuela primaria.

Otro de los municipios indígenas, de habla tzeltal, es San Juan Cancuc, que este 18 de enero abrió sus aulas para recibir a más de 569 alumnos.

Los niños estaban citados a las 9.00 horas, mientras los maestros se preparaban para iniciar el curso 2021-2022, aunque no hubo honores a la bandera mexicana, sino que entraron directos a los salones.

Los alumnos, radiantes de alegría, escucharon atentos a los maestros, quienes les indicaron los protocolos de seguridad, hicieron el pase de lista y comenzaron con la recepción de cuadernillos de tarea y el repaso de lectura para abrir su primer día.

“No podemos dejar abandonados los niños. Aun cuando estamos todos los días, el rendimiento era bajo, siempre hay reprobados. Por eso es bueno el acuerdo de la comunidad que nos dio acceso al centro de trabajo. Sin maestro los niños olvidan las letras, el alfabeto en lengua y en español, aquí la mayoría habla tzeltal”, expresó el maestro bilingüe Antonio Cruz Santis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *