Ciudad de México, 11 may (EFE).- Tras las semanas críticas sufridas a principios de 2021, la pandemia está dando un respiro a México, con los niveles de contagios más bajos en un año mientras el Gobierno explora adquirir nuevas vacunas para no perder el ritmo de inmunización.

El estratega del Gobierno contra el coronavirus, Hugo López-Gatell, destacó este martes en una rueda de prensa junto al presidente Andrés Manuel López Obrador que el país encadena «cuatro meses continuos de reducción de la epidemia» y predijo que cerrará la semana con una nueva «reducción».

CIFRAS ALENTADORAS

México registra 219.089 decesos y casi 2,37 millones de contagios confirmados, tras sumar el lunes solo 104 muertos y 704 contagios, unos niveles no vistos desde abril del año pasado, cuando iniciaba la pandemia del nuevo coronavirus.

Además, la India desbancó en días pasados a México como el tercer país con más muertos -tras Estados Unidos y Brasil-, puesto que ocupaba desde verano pasado.

Estas cifras hay que tomarlas con cautela, puesto que las autoridades mexicanas han admitido que existe un subregistro y que el número real de fallecidos superaría los 300.000.

Sin embargo, la situación en los hospitales es alentadora ya que solo están ocupadas el 10 % de las camas de hospitalización general y el 15 % de las camas de terapia intensiva con respirador.

En ese sentido, López-Gatell señaló que hay un 84 % de reducción de los ingresos respecto a la primera semana de enero, cuando los hospitales de algunos puntos como la Ciudad de México vivieron graves escenas de saturación.